¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
EBN Grow

EBN Grow

El futuro son las clases limpias: Entrevista Alberto Blanco, Director General EBN Securities

Alberto Blanco

1. ¿Qué es EBN Grow? Y, ¿por qué destaca frente a otras plataformas que hay en el mercado?

EBN Grow es la plataforma de servicios de inversión desarrollada por EBN Securities, la Sociedad de Valores filial 100% de EBN Banco. Nuestra oferta de servicio descansa en cinco pilares fundamentales:

- INDEPENDENCIA: Somos independientes por definición, es decir, contamos con el “sello MiFID 2” puesto que cumplimos absolutamente con los requisitos exigidos por la directiva europea para poder clasificarnos como tal ante la comunidad inversora. EBN Grow no dispone de producto propio, por lo tanto no “coloca” sus productos a los clientes. Ayudamos a nuestros clientes a encontrar aquello que mejor se adapte a sus necesidades, características, preferencias, etc. sin importarnos su procedencia o “marca”. El mejor producto de terceros que exista en el mercado es el que pondremos a su disposición. Otra posibilidad es que el cliente elija por sí mismo qué tipo de producto o activo quiera comprar o suscribir. En ese supuesto, nuestra misión es proporcionarle acceso a esos activos (acciones, fondos de inversión, etc.) en las mejores condiciones (los mercados más importantes, tiempo real en streaming, gráficos interactivos, información y noticias de Reuters, comisiones ajustadas, etc.)

- TRANSPARENCIA: Uno de los requisitos para ser independiente es de qué forma se articula nuestra relación de servicio con el cliente en el apartado económico o de coste del mismo. Nosotros sólo cobramos de nuestros clientes. No recibimos ningún tipo de incentivo o retrocesión por la comercialización o distribución de producto de terceros. EBN Grow renuncia al cobro de retrocesiones, por lo tanto sólo trabaja con las clases limpias de los fondos de inversión que están disponibles en la plataforma, tanto para suscripción directa como para los servicios de asesoramiento y gestión discrecional.

- INNOVACIÓN: EBN Grow es una plataforma moderna y en permanente adaptación y evolución. Dispone de las funcionalidades y características propias del entorno digital en el que nos desenvolvemos. Nuestra web responsive y nuestra próxima app hace que seamos accesibles desde cualquier dispositivo o lugar.

- ESPECIALIZACIÓN: Analizamos el perfil de cada uno de nuestros clientes y disponemos de procesos internos (robo advisor, optimización algorítmica, diversificación, etc.) que adaptan su inversión a su perfil y a sus preferencias. La flexibilidad y la más completa información son características también de la forma en la que los clientes pueden ver sus carteras: desde la dispersión geográfica (mediante mapas donde se indica la procedencia de sus activos), hasta gráficos que indican rentabilidades, contribución al riesgo, etc.

- PERSONALIZACIÓN: Consecuencia de lo anterior es la posibilidad de que cada cliente tenga “su” EBN Grow. Configurable según su perfil, sus preferencias, su actividad (Trade, Advice, manage…), sus distintas estrategias (long term, dividendos, etc.)

2. ¿Cuáles son las principales características y ventajas de las clases limpias? ¿Qué impacto puede tener sobre la rentabilidad de un inversor tradicional?

Se llaman clases limpias porque no incluyen en sus comisiones incentivos para el comercializador. En este sentido, las clases limpias son sensiblemente más baratas para el inversor tradicional y equivaldrían en porcentaje a la clase “institucional”, acercando los costes de la inversión institucional al inversor particular. Desde un enfoque a medio y largo plazo, el uso de esta clase de fondos supone, por tanto, una mejora importante para el inversor, ya que el ahorro en costes respecto a las clases que habitualmente se comercializaban, permiten obtener un margen mayor de rentabilidad respecto al coste de la inversión.

Por otro lado, en el contexto de la implantación de MiFID II, estas clases limpias o Clean Shares, son las únicas que van a poder ser utilizadas en el servicio de gestión discrecional de carteras y en el asesoramiento independiente. Ello supone que cualquier entidad que no cree o dé lugar a una clase limpia quedará excluida de la comercialización de fondos destinada a la cobertura de los servicios mencionados, por lo que parece lógico pensar que se verá obligada a disponer de ellas.

Una de las cuestiones más relevantes consiste en la observación de las diferencias en términos de comisiones entre las clases limpias y las clases que incluyen retrocesión. Morningstar publicó un informe en 2017 directamente enfocado a cuantificar ese ahorro de costes. El estudio concluía que las clases “tradicionales” de los fondos (teniendo en cuenta las cinco “familias” o categorías como son Renta Variable, Renta Fija, Mixtos, Monetarios y Alternativos), es decir, aquellas que incluían retrocesión, tenían un coste, en promedio, del 1.29%, frente al 0,81% de las clases limpias. Pues bien, desde entonces y en numerosos casos, y dependiendo de la categoría, esa horquilla se ha ido ampliando hasta el 1,50% vs 0.75%, tal como recogemos en nuestra web. De hecho, EBN Grow dispone de una calculadora en la que se puede observar esa diferencia introduciendo el ISIN o referencia de la IIC sobre la que queramos conocer el coste de la clase limpia que nosotros ofrecemos y que se encuentra disponible en la plataforma frente al de la “tradicional” que incluye retrocesión. La diferencia en la mayoría de los casos se mueve en las magnitudes anteriormente citadas. Mediante el uso de nuestra calculadora de comisiones se puede comprobar que el ahorro de costes que implica la posibilidad de suscribir clases limpias es realmente importante y la diferencia con las clases que incluyen retrocesión, significativa.

3. ¿Cuáles son las herramientas que ofrece EBN Grow a sus clientes para ayudarle a marcar el ritmo a su inversión? ¿Cuáles son sus principales características?

EBN Grow funciona como un hub de servicios adaptados a cada perfil y disponibilidad de tiempo de cada cliente. Por ello utilizamos tres enfoques:

  • EBN Trade: Destinado al cliente que se preocupa y participa activamente en sus inversiones, tomando decisiones de forma independiente y que interviene directamente en los mercados 
  • EBN Advice: El del cliente que quiere involucrarse en el proceso de gestión de sus inversiones y participar en su estrategia, pero no goza de la disponibilidad y tiempo suficientes para enfocarse plenamente a ello. Para este cliente ponemos a su disposición una herramienta de asesoramiento guiado, controlada por los límites de riesgo inherentes al propio cliente, que le permite participar en la composición de sus carteras, orientando las exposiciones de las mismas eligiendo o eliminando productos, sectores o áreas geográficas, etc.
  • El del cliente que delega totalmente la gestión de sus inversiones, servicio al que llamamos EBN Manage. Esta alternativa permite al cliente elegir carteras compuestas, bien por ETFs, bien por fondos de inversión, que están diseñadas por entidades de referencia global especializadas en la gestión de activos.

4. ¿Cuál ha sido la evolución y resultado de las distintas carteras dentro del modelo EBN Manage? ¿Cuál es la filosofía de inversión que reside en cada una de ellas?

En la actualidad, disponemos de tres tipos de carteras, adaptadas para cuatro perfiles distintos de riesgo de clientes. Por un lado, dos tipos de carteras de ETFs, diseñadas y gestionadas por Blackrock y por DWS, y por otro lado, carteras de fondos de arquitectura abierta realizadas y gestionadas por DWS.

En el caso de DWS, se busca la diversificación multiactivo y se lleva a cabo mediante una gestión activa que parte de las líneas marcadas por el CIO, con reuniones mensuales orientadas a implementar objetivos de inversión, utilizando el potencial que posee DWS en análisis fundamental y proporcionando perspectivas económicas tanto a nivel micro como macro. Una vez realizado tal proceso, la implementación de estas ideas se realiza a través de ETFs Xtrackers o con fondos de inversión seleccionados y adaptados por el equipo de gestión.

En el caso de Blackrock, el proceso de construcción de la cartera se enfoca a la consecución de un equilibrio entre el riesgo y el rendimiento que se mantendrá de manera disciplinar, dando lugar a carteras altamente diversificadas y eficientes en términos de riesgo con un horizonte de inversión a largo plazo. Tal proceso comienza analizando un amplio universo de ETFs de bajo coste que abarcan múltiples clases de activos (renta variable, renta fija y no tradicional) para, a continuación, incluir los activos elegidos en las carteras y adaptarlas a los diferentes niveles de tolerancia al riesgo. Una vez se alcanza el objetivo y logrado el equilibrio en la inversión, se implementa la estrategia mediante la asignación de activos, que serán ETFs iShares.

Por el momento, tanto las carteras modelo de DWS como las de Blackrock, se están comportando mejor cuanto mayor sea su exposición a Renta fija, en consonancia con las caídas generalizadas por las tensiones geopolítico-comerciales que están teniendo una incidencia mayor en los mercados de renta variable.

5. Y para finalizar con la entrevista, desde el punto de vista de EBN, ¿cuáles son los principales riesgos del mercado que deben tener en cuenta los inversores de cara a la segunda mitad del año? 

En el horizonte para esta segunda mitad de año, tenemos muy presentes las consecuencias macroeconómicas derivadas del posible recalentamiento de la economía estadounidense a pesar de las dos subidas de tipos programadas por la Reserva Federal para este año pero con un empleo casi pleno con las consecuentes tensiones inflacionistas.

En renta fija, en el punto de mira continuaremos teniendo en cuenta un factor determinante: la curva de tipos. Las rentabilidades de la deuda estadounidense retoman la tendencia alcista, siendo más acentuada en los plazos cortos. Esto pone de relieve un posible aplanamiento de la curva de tipos de la primera economía del mundo, una señal que en episodios pasados ha sido interpretada como síntoma de posible recesión.

Por otro lado, habrá que seguir atentamente los programas de compra de activos del BCE, que han ayudado durante estos años a alejar a la zona euro de la deflación con un cómodo y estable crecimiento de los precios por encima del 1%. Sin embargo, desde finales del 2017 ya se especula con la posible retirada de dichos estímulos (Draghi recientemente ha anunciado la progresiva disminución del importe de las compras a partir de septiembre del 2018) y de confirmarse, habrá que evaluar y seguir con atención sus consecuencias. 

Finalmente, las guerras comerciales iniciadas a nivel global por el presidente Trump, serán también protagonistas en el devenir de los mercados europeos y asiáticos, dada la incidencia que tendrá en muchas de las principales compañías cotizadas europeas con gran actividad exportadora, como es el caso de Alemania o, en el frente asiático, China.

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar