El tiempo es el tesoro

De nuevo, del blog de Juan Haro, aunque la historia es bastante conocida quizá no le hemos dedicado el suficiente tiempo a comprender su extraordinaria moraleja. Para mi es más valiosa la media jornada que cobrar el doble...

 

"Cuentan que un banquero de inversión americano estaba en el muelle de un pueblecito costero mexicano cuando llegó un bote con un pescador. Dentro del bote habia varios atunes de buen tamaño. El americano elogió al mexicano por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo había tardado en sacarlos. El Mexicano respondió que no mucho. El americano le preguntó que por qué no permanecia más tiempo en el mar y sacaba más pescado.

El mexicano dijo que él tenía más de lo que necesitaba para él y para su familia. El americano le preguntó:

- ¿Qué hace usted con el resto del tiempo?

El pescador respondió:


- Me levanto tarde, salgo a pescar, juego con mis hijos, duermo la siesta con Maria, me acerco todas las noches al pueblo donde juego al dominó y a las cartas, tomo una copa y toco la guitarra con mis amigos.

El americano dijo que podría ayudarle.

- Usted debería emplear más tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote más grande, con los ingresos del bote más grande podrías comprar varios botes, eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario lo podría hacer directamente a un distribuidor, o incluso abrir su propio punto de venta en la ciudad. Debería controlar la producción y la distribución. Debería salir de este pueblo e irse a la capital, luego a Los Angeles, y a Nueva York, desde donde manejaría su empresa en expansión.

El pescador mexicano preguntó:

- Pero, ¿cuánto tiempo tardaría en hacer todo eso?

A lo que el americano respondió:

- Entre quince y veinte años.

- Y luego ¿qué?

El americano se rió y dijo que esa era la mejor parte.


- Cuando llegue la hora deberías anunciar una OPV para vender las acciones de tu empresa al público. Te volverás rico, tendrás millones.

-Millones... y luego ¿qué? -exclamó el pescador mexicano.

El americano muy orgulloso le dijo:


-Luego te puedes retirar a un pueblecito costero, donde podrás levantarte tarde, salir a pescar, jugar con tus hijos y con tus nietos, dormir la siesta con María, acercarte todas las noches al bar a tomarte una copa, jugar al dominó y a las cartas y tocar la guitarra con tus amigos.

El mexicano le respondió:


- ¿Acaso no es eso lo que tengo ya?"

Así es. Muchas veces pensamos que el dinero, el éxito, la riqueza nos lo dará todo. Pero como muchos saben el verdadero tesoro es el tiempo.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar