¿Se pueden ahorrar gastos siendo una pyme o pequeña empresa?

¿Se pueden ahorrar gastos siendo una pyme o pequeña empresa?

En estos momentos, tanto las pymes como las grandes empresas se han visto en una situación en la que, tener una buena planificación financiera es crucial si quieren mantenerse en pie. Si te encuentras en uno de estos grupos, es importante que sepas y evalúes cómo ahorrar gastos en todos los aspectos de tu negocio pero sin renunciar a la calidad de tu producto o servicio, entonces ¿cómo se pueden ahorrar gastos siendo una pyme o una pequeña empresa?

ahorrar gastos siendo pyme o empresa

 

 

En este artículo trataremos de dar algunas ideas para que los pequeños empresarios puedan ahorrar gastos en sus negocios y así mantenerse activos durante la situación que estamos viviendo. Vamos a tratar distintos gastos, desde lo más obvio como la tarifa de Internet que tenemos, hasta cosas menos evidentes, como las transferencias SWIFT o las comisiones que nos cobra nuestra entidad.

Ahorrar en gastos administrativos

Estos son los gastos más básicos de los negocios. Pueden ir desde una simple hoja de papel hasta las facturas de Internet, pasando por los traslados de los trabajadores. Te damos algunas ideas para que recortes gastos:

Elige mejor tu tarifa móvil e Internet

Hoy en día, además del teléfono, Internet se ha convertido en la herramienta de trabajo por excelencia, hasta el punto de ser completamente imprescindible en la mayoría de empresas. Pues bien, escoger una buena compañía de teléfono que tenga lo que necesitas, ni más ni menos, puede ayudarte a ahorrar de forma fácil. Para ello, existen algunas herramientas como pueden ser los comparadores de tarifas móviles y de Internet, que te ayudarán a encontrar una tarifa. Por ejemplo, en Rankia contamos con un comparador de tarifas con el que, a través de una serie de filtrados, podrás encontrar la tarifa que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa.

Ahorra en la luz de tu local

Otra cosa que solemos pasar por alto es la factura de la luz y es que, generalmente, no sabemos escoger una que sea eficiente y económica. Para ello también existen herramientas y comparadores que te ayudarán a escoger la mejor para ti y tu negocio. Watiofy podría ser un ejemplo de este tipo de comparadores. Tan solo con adjuntar una de las facturas de luz o gas de tu empresa, te mostrará las mejores tarifas del mercado que se adapten a las necesidades de consumo real y el ahorro que tendríamos.

El teletrabajo es un gran aliado

Algo positivo que nos ha traído la pandemia es que nos ha hecho darnos cuenta de que podemos teletrabajar y que todo siga funcionando. El teletrabajo es una muy buena opción si quieres ahorrar, ya que te ayudará a recortar una gran cantidad de gastos, concretamente todos los que vengan derivados de tu local de trabajo. Pero ten en cuenta que un factor indispensable para poder teletrabajar de forma correcta es que la empresa esté digitalizada. Prácticamente todas las que han podido salir adelante han sido aquellas que habían integrado el mundo digital en su día a día, que tenían web o servicios online… Estas empresas son las que han estado “preparadas” para afrontar este tipo de crisis.

Reduce la cantidad de viajes y traslados

Una parte en la que se va mucho dinero son los viajes, traslados y comidas de empresa. Puesto que ahora no es el mejor momento para realizar todo esto, podemos sustituirlas utilizando programas gratuitos como puede ser Zoom, Skype, Hangouts... para realizar este tipo de reuniones y ahorrar dinero.

Ahorra en gastos bancarios y transferencias

Este es uno de los puntos más importantes; los productos bancarios que tengan que ver con la empresa. Generalmente, las cuentas de empresa suelen tener muchas comisiones ocultas que, si no se presta atención, pueden hacer que a final de mes haya sorpresas. Por esto, lo mejor es escoger una cuenta que desde el minuto uno te diga lo que vas a pagar. Un sistema que funciona bien en este sentido son las cuentas que presentan un modelo de suscripción mensual, con un “pack” de funcionalidades incluidas previamente determinadas. Este nuevo sistema de cuenta corriente te ayudará a eliminar quebraderos de cabeza innecesarios y a ser más consciente de lo que pagas, pudiendo así contabilizar tus gastos con más eficiencia.

Un ejemplo de este tipo de cuentas es Qonto, el neobanco para pymes que ofrece grandes beneficios y que cuenta con tres tipos de suscripción mensual. Por ejemplo, si en tu empresa sois hasta 5 trabajadores, con el plan Qonto Standard podréis realizar hasta 100 transferencias mensuales, tendréis acceso de lectura para vuestro contable, transferencias masivas para pagar todas las nóminas al mismo tiempo y 4 tarjetas de débito... todo ello incluido por solo 29€ mensuales. 

Otro tema del que hay que hablar es si eres una pyme internacionalizada o con vistas a ello. En este caso, seguro que te has dado cuenta de que, cada vez que tienes que hacer una transferencia internacional, te cobran comisiones muy altas, por eso, si quieres ahorrar, tendrás que buscar una entidad que ofrezca facilidades y ventajas. Teniendo en cuenta a este grupo, Qonto ha sido uno de los primeros servicios bancarios digitales en introducir la recepción de transferencias SWIFT con unas condiciones especiales, para acompañar a los negocios que tengan las miras puestas en el mercado internacional, más allá de las fronteras europeas. Si contratas su plan Standard o el plan Premium, tendrás las tasas de recepción SWIFT incluidas y, en caso de que seas autónomo o una microempresa y te hayas decantado por el plan Solo, tan solo se te aplicará una tasa de 5€ (+IVA) por transferencia SWIFT recibida.

Gestiona pagos y cobros

Es probable que ya estés familiarizado con el presupuesto personal que usas en casa; pues este mismo principio se puede aplicar a tu negocio. Para hacerlo, el primer paso es evaluar la empresa y hacer un diagnóstico de los ingresos y gastos con el fin de establecer una estrategia de ahorro acorde con la realidad.

Una vez hecho esto, organiza y registra todos los movimientos financieros que se realizan y determina qué gastos son innecesarios o superfluos. De ser necesario, contrata un asesor financiero en los primeros pasos para realizar esta gestión. Volviendo a Qonto, con esta entidad podrás tener un registro de todos los movimientos que vayas realizando, podrás adjuntar recibos a las transacciones con una simple foto a través de tu teléfono, tendrás detección automática de IVA, recibirás notificaciones cada vez que se haga un pago y podrás configurar tú mismo tus tarjetas de forma inmediata. Contar con este tipo de funcionalidades que facilitan el día a día financiero de una empresa puede traducirse en un ahorro considerable de tiempo y dinero.

 

¿Y tú, cómo consigues ahorrar en tiempos de crisis? ¿Crees que una buena cuenta bancaria de empresa puede ayudar?

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar