Gestión de la posición con CFDs

Los CFDs son unos derivados financieros. Se trata de un contrato entre dos partes para intercambiar la diferencia entre el precio de compra y el de venta de acciones u otros productos. Estos productos no requieren el desembolso íntegro del nominal de la operación ya que funcionan mediante un sistema de garantías, que abre más posibilidades en la operacón bursátil, sobre todo para el trading intradiario.

En cuanto a la gestión de la posición con CFDs podemos decir que cuando estás operando con este tipo de productos y en el momento que tengas una posición que vaya a tu favor (es decir, esté en beneficios), se tiene que saber como gestionarla de la mejor manera para sacarle el mayor rendimiento posible. De la misma forma hay que saber como asumir y reducir los riesgos de sufrir perdidás. En concreto el CFD nos permite ajustar más nuestra operación al límite de pérdidas que tenemos marcado gracias a la posibilidad de fraccionamiento que ofrece.

Una de las principales ventajas de los CFDs es el fraccionamiento que tienen y también la mejor gestión de la posición que ofrecen. Una de las cosas que nos permite el fraccionamiento de los CFDs es realizar cierres parciales, de tal forma que podemos asegurarnos parte del beneficio o reducir la pérdida máxima. En otros términos, de lo que se trata es que se pueda seguir operando con un determinado tanto por cien para dejar correr los beneficios, y el restante cerrarlo para coger beneficios. Resumiendo estas ideas en un único objetivo, podemos decir que lo que busca la gestión de la posición es asegurar el capital y disminuir la exposición de nuestro capital al riesgo del activo.

Métodos de operación

  • Cierres parciales del 50% de la posición. Lo que se quiere realizar con este método es que se establezca un Stop Loss en un determinado nivel y en el momento en que las ganancias se encuentren en el mismo porcentaje que estabamos dispuestos a perder (es decir, tanto puntos a favor como tengamos situados el Stop Loss), cerrar la posicion en un 50%. Por ejemplo, imaginemos que compramos un CFD sobre el Ibex a 9900 puntos y fijamos nuestro Stop Loss en 20 puntos por abajo, la máxima pérdida que aceptariamos es de 20 puntos x 10€ = 200 €. En este caso, con dicha compra, si llevamos a favor nuestra  200 € de ganancias, podremos cerrar el 50% de la posición y aunque el Stop Loss siga situado a 20 puntos ahora la máxima pérdida seria de 100€. Con esta operación lo que aseguramos es la no pérdida de capital.

ejemplo 1

 

  • Breakeaven más cierres parciales. Este método está relacionado con el anterior, de hecho es una continuación del mismo.  Esta estrategia es más conservadora, ya que la operación consiste en cerrar la mitad de la posición y establecer, en este caso, el Stop Loss al mismo nivel al que hemos abierto la posición, lo que se denomina breakeaven (punto a partir del cúal obtienes ganancias o punto muerto). De esta forma aseguramos no peder capital, además de garantizarnos cierta cantidad de capital una vez que el precio haya ido a nuestra favor en un tanto por cien.

ejemplo 2

 

  1. en respuesta a Borja Araque
    #2
    06/03/14 13:03

    Hola Borja! Tu recomendación también es un acierto y hay que valorarla mucho, ya que muchos inversores se lanzan en el mundo de los derivados financieros sin saber exactamente los riesgos que estos tienen. Como tu dices es importante establecer un Stop mental y así de esta forma saber cuando detenerse para no estar fuera de las subidas que se puedan producir en los mercados financieros.
    Un saludo!

  2. #1
    06/03/14 12:34

    Hola Álex, tanto los cierres parciales del 50% de la posición como el Breakeven más cierres parciales me parecen métodos muy útiles a la hora de gestionar el riesgo de los CFDs pero en cuanto al Stop Loss, no crees que también sería buena idea fijarse un Stop mentalmente e ir controlando el precio uno mismo para evitar posibles barridas de Stops que te dejen fuera de las subidas?
    Muchas gracias.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar