¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Contratos por diferencias

Descubre el mercado de los contratos por diferencias y estrategias con CFDs

Cobertura con CFDs

Los CFDs son derivados financieros que se pueden utilizar para algo más que para invertir y especular. Una utilidad más que se le puede dar a los CFDs es la de utilizarlos como instrumento de cobertura.

¿Qué es una estrategia de cobertura?

Una estrategia de cobertura es una estrategia en la que equilibramos o más bien reducimos mediante la apertura de una posición contraria utilizando un derivado financiero. De esta manera reducimos el riesgo de una determinada posición que este abierta. En este caso, ese derivado financiero son los CFDs. Sin embargo, a la hora de cubrirnos estamos renunciando a una parte del beneficio potencial, pero a cambio de soportar un menor riesgo.
 
Con una estrategia de cobertura tendremos una posición neutral  en el mercado ya que los movimientos en el precio, al alza o  la baja, se ven compensados por las posiciones que tengamos abiertas. En este caso nos referimos a tener una posición abierta en un activo financiero y tener la posición opuesta en CFDs.

Al ser los CFDs un derivado financiero que nos permite la posibilidad de apalancarnos, podremos cubrirnos tomando la posición opuesta, con un capital mucho menor del que hayamos invertido en el activo financiero. Las acciones son un buen ejemplo ya que si queremos abrir una posición opuesta con CFDs a la que tenemos en acciones necesitaremos mucho menos capital del que hemos necesitado para comprar las acciones.

Cobertura con CFDs de posiciones en acciones

Si por ejemplo, tenemos compradas acciones de la empresa “x” a largo plazo y se espera que se produzca un movimiento a la baja antes de seguir con la tendencia alcista, podemos utilizar la cobertura con CFDs para aprovechar ese movimiento a la baja y ejecutar una orden de venta. De esta manera estamos compensando la pérdida de valor de las acciones con los beneficios obtenidos con los CFDs. Esta estrategia nos permite mantener las acciones en cartera ante una previsión de bajada temporal de los precios en vez de venderlas y volverlas a comprar, con todos los costes que ello conlleva. Además, si la estrategia se ha hecho con buen timing obtendremos como beneficio el recorrido de la bajada.
 
Si abrimos una posición corta en CFDs ante la posible bajada de precios y no se produce dicha bajada y los precios, al contrario de lo esperado, siguen aumentando, los beneficios de la revalorización de las acciones son compensados con las pérdidas de la posición de los CFDs
 
En cambio, si la cotización se mantiene estable y no se produce la previsible bajada de precios antes de seguir con la tendencia alcista podremos liquidar la posición de los CFDs y eliminar la cobertura de la operación con acciones. En este caso, al haberse mantenido los precios, no hubiéramos incurrido en pérdidas con la cobertura de los CFDs.

Además, si disponemos de una cartera diversificada de acciones podríamos tomar una posición vendedora en el CFD del índice bursátil del país en el que tenemos invertidas las acciones, al igual que haríamos con futuros pero sin la necesidad de mover un nominal tan elevado. De esta manera no sería necesario abrir posiciones opuestas en los CDFs de cada acción para cubrirnos del riesgo. Además, hay brokers como CMC Markets que nos ofrecen CFDs sobre el índice al contado y CFDs sobre el futuro del índice, dependiendo de la situación puede venir bien hacer la cobertura con uno o con otro.

indices

Pero hemos de saber que si utilizamos la cobertura de acción por acción, aunque salga más cara, la cobertura será perfecta y no tendremos que estar haciendo cálculos de ratios de cobertura.

Aspectos a tener en cuenta en las coberturas con CFDs

Un aspecto importante a tener en cuenta es el tamaño de la posición de la cobertura, que aunque es simple, si nos equivocamos estaremos asumiendo riesgo cuando el objetivo principal de la cobertura es neutralizarlo. Se han de vender tantos CFDs sobre acciones como acciones tengamos, ni uno más ni uno menos, de esta forma la cobertura será perfecta.

Otro aspecto importante son las garantías requeridas para la cobertura, no las podemos descuidar, pues si el broker de CFDs nos cierra la posición debido a que no tenemos más dinero para seguir soportando las garantías requeridas nuestras acciones quedarán descubiertas.

De esta forma es importante elegir un broker que tenga una amplia gama de CFDs sobre acciones y unas bajas garantías, como CMC Markets, que cuenta con más de 9300 CFDs sobre acciones de todo el mundo y las garantías para estos productos van desde el 3 %.

cmc-productos

A todos aquellos que están interesados en invertir en bolsa, nunca hay que arriesgar una cantidad de dinero que no estemos dispuestos a perder. También es importante trabajar con un bróker que esté regulado, como CMC Markets. El sistema que se ha explicado para testear la operativa con CFDs lo podemos hacer con una cuenta demo del broker CMC Marketsque es gratuita y no caduca.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar