Comentario de cierre 02/01/2013

Comentario de cierre 02/01/2013

Las bolsas europeas inician el año con fuertes subidas, fruto del acuerdo parcial alcanzado durante la madrugada europea en EE. UU.  que constituye un primer paso para evitar el Abismo Fiscal, pero sin eliminar definitivamente esa amenaza, en la medida en que se centra exclusivamente en la cuestión impositiva, la más susceptible de ser acordada. Pero la cuestión nuclear (el recorte de gastos estructurales), se aplaza hasta el mes de marzo, coincidiendo con la necesidad de aumentar el techo de la deuda. Ambas negociaciones transcurrirán en paralelo, y motivarán el pronunciamiento de las agencias de rating, que de momento no tienen demasiadas razones para hacer una lectura positiva, en un país que aun conserva la máxima calificación por parte de dos agencias, y cuyo déficit presupuestario en 2012 es idéntico al español (7%), y su deuda pública, 20 puntos superior (105%).

Las importantes subidas bursátiles de hoy, por tanto, no son demasiado consistentes, y se deben en gran medida a la frustración previa del rally navideño, fruto de la incertidumbre sembrada por las negociaciones en EE. UU. Las bolsas han superado niveles muy importantes, dentro de una tendencia secundaria muy alcista que fue iniciada este verano. Pero no tardarán en exigir un respiro.

Si nos centramos en el caso concreto del Ibex 35, peor índice bursátil en 2012 (resulta revelador que el índice de Atenas se revalorizó un 18% el pasado año) , observamos que el ejercicio que acabamos de estrenar apunta bastante mejor.

El año pasado, el Ibex completó el su tercer año consecutivo en negativo, hito sólo visto en el trienio 2000-2002.

El principal factor bajista del selectivo durante el pasado año estuvo en el riesgo país, fruto de la inestabilidad de la Eurozona, las dudas sobre la prevalencia del Euro y la viabilidad de la deuda periférica, y el agravante último de la incertidumbre generada por los bancos españoles, protagonistas de uno de los procesos de reestructuración más profundos que se recuerdan. El verdadero castigo a la renta variable española se concentró entre marzo y julio, momento en que Draghi aseguró que haría todo lo necesario para salvar al Euro. Desde entonces, el Ibex 35 ha mostrado un comportamiento muy superior al del resto de plazas occidentales (subida del 38% desde el 24 de julio, frente a un 21% en el Dax alemán).

El escenario más probable es que, durante el año que estrenamos, continúe la tendencia iniciada en julio, y los miedos y las aversiones mencionadas tiendan a disiparse, jugando la cuestión geográfica un papel positivo, en lugar de negativo. Además, cualquier cuestión ajena que sea considerada como positiva para los mercados, encontrará una mejor respuesta en el Ibex que en la mayoría de índices.

A nivel micro, los principales factores motrices serán:

1. La capacidad de Inditex de continuar subiendo, y completar un año con una revalorización que supere la tercera parte de la conseguida en 2012, por encima de la media del índice.

2. La capacidad de Telefónica de recuperar sus fuerzas, tras el proceso de desapalancamiento iniciado el año pasado, que le permita asemejarse a la media del índice.

3. La canalización del riesgo país a través de Santander y BBVA, que son los dos grandes valores más elásticos a las cuestiones relativas a la deuda española y sus derivadas.

4. La aportación de las compañías del sector eléctrico/utilities,  inmersas en un proceso de reforma cuyo alcance se desconoce.

El potencial del Ibex para 2013 se encuentra en un rango entre el 10 y el 20%, pudiendo acabar el año entre los 8.900 y los 10.100 puntos, mediando entre ambos un nivel clave: 9.325.

Por abajo, los soportes están en 7.600, 7.165 y, muy lejos, los 5.940. La pérdida de los 7.000 puntos implicaría un fracaso en la percepción de irreversibilidad del Euro, y un regreso de los pánicos previos a julio.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar