¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La bolsa al día

Seguimiento diario de los principales índices bursátiles, materias primas y acciones.

Abengoa y su auditoría: algunas preguntas

 

Pablo Fernández

Profesor de Finanzas del IESE

Alberto Ortiz

Research Assistant del IESE

Isabel Fernández Acín

Universidad de Navarra

 

 

1. ¿Se podía ver venir lo sucedido mirando los estados contables? 

La tabla 1 muestra los balances y las cuentas de resultados (versión resumida) de Abengoa desde 2008 hasta 2014 (las versiones completas están en los anexos 1 y 2). Se observa que: a) tenía en “caja y equivalentes” 2.859 millones de euros en diciembre de 2014; b) el plazo de pago a proveedores es “espectacular” y creciente en los últimos 3 años; c) los gastos financieros superan el 10% de las ventas en 2014; d) el ratio beneficio/ventas de los últimos 3 años es más propio de un supermercado que de una empresa tecnológica; e) el ratio gastos financieros / deuda no es fácil de explicar; f) el endeudamiento es muy elevado. 

Respondiendo a la pregunta: si creemos los estados contables, es difícil de explicar que una empresa que tenía en “caja y equivalentes” 2.859 millones de euros en diciembre de 2014 tenga problemas en 2015. Pero habría que contestar a lo siguiente: si en diciembre de 2014, Abengoa tenía en “caja y equivalentes” 2.859 millones de euros, ¿por qué dice la prensa que tiene dificultades para pagar la nómina de diciembre de 2015?

Abengoa

 

2. ¿Reflejan los estados contables la verdad de la empresa? 

En el Informe anual 2014 (pg. 3) el auditor afirma: “En nuestra opinión, las cuentas anuales consolidadas adjuntas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera consolidada de la sociedad Abengoa S.A. y sociedades dependientes a 31 de diciembre de 2014...”. 

Pero, como muestra la tabla 2, el número de empresas que entran y salen todos los años del “perímetro de consolidación” es muy elevado. Cualquier comparación interanual de las cuentas de Abengoa (tabla 1) es arriesgada porque no sabemos qué comparamos.

Abengoa: cambios consolidación

 

3. ¿Qué decían los auditores de Abengoa? 

Sobre los cambios en el perímetro de consolidación, el Informe anual 2014 afirma (pg. 46): “Las incorporaciones en los ejercicios 2014 y 2013 no han supuesto una incidencia significativa sobre las cifras consolidadas globales”. 

Sin embargo, en páginas posteriores del Informe anual 2014, nos informan de cambios en el perímetro que han tenido una incidencia que es difícil de calificar como “no significativa”1. El anexo 3 contiene las tablas copiadas directamente del Informe anual 2014. La tabla 3 es un resumen. El beneficio declarado por Abengoa en 2014 y 2013 fue €122 y €110 millones.

Influencia cambios de consolidacion

 

Según el informe anual, al cierre del ejercicio 2014 Abengoa estaba integrada por 653 sociedades: la sociedad dominante, 607 sociedades dependientes, 17 sociedades asociadas y 28 negocios conjuntos. Las sociedades del Grupo participaban en 244 Uniones Temporales de Empresa. Además, las sociedades del Grupo tenían participaciones accionariales inferiores al 20% en otras sociedades.

 

4. ¿Son poco fiables los auditores? 

Toda auditoría “limpia” (sin salvedades) contiene, al menos, una mentira. Dicha mentira aparece en el párrafo: “En nuestra opinión, las cuentas anuales del ejercicio 20XX adjuntas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la empresa en la fecha...”. 

La mentira es “la imagen fiel” porque no existe. El beneficio de una empresa es un número arbitrario (dentro de un rango) que depende de determinadas hipótesis de contabilización de gastos e ingresos. Los informes de auditoría, si se ajustaran a la verdad, deberían decir como mucho “Una imagen razonable... porque un rango razonable del beneficio del año se sitúa entre XX y ZZ millones, y un rango razonable de los fondos propios de la empresa se sitúa entre AAA y BBB millones”.

Para responder a la pregunta, hay que concretar más. Primero, hay que diferenciar entre los auditores (personas) y las empresas de auditoría. Segundo, es conveniente diferenciar entre empresas auditoras (sólo ofrecen servicios de auditoría) y empresas con muchas ramas de actividad: auditoría, consultoría, impuestos, fusiones y adquisiciones, abogados... 

La mayoría de los auditores (personas) que trabajan en España son personas fiables y con sólida formación para realizar su trabajo. Entonces, ¿cómo se explican algunas auditorías “limpias” en empresas casi quebradas como, por citar un ejemplo, las cajas de ahorros? No se puede generalizar, pero a la pregunta “En tu empresa, qué es más importante, ¿cobrar o decir la verdad?” realizada recientemente a 20 auditores (personas) de diversas empresas, 19 respondieron “cobrar” y 1 “igualmente importante”. 

El ambiente de desconfianza esbozado hacia la auditoría se plasma en la enseñanza de un profesor. “¿Diferencia en 2014 entre un balance auditado y uno sin auditar? El auditado tiene menos caja (y menos fondos propios, para cuadrar)” 

Existe un paralelismo entre auditores (personas) / empresas de auditoría y los inspectores del Banco de España / Gobierno del BdE. La mayoría de los inspectores del BdE son personas fiables y con sólida formación para realizar su trabajo y, en el caso de las Cajas de Ahorro desaparecidas, lo realizaron muy bien en las entidades a las que no les prohibían sus jefes acudir. Pero el órgano de Gobierno no tenía en cuenta sus informes, que desde 2004 pronosticaban mal futuro para muchas instituciones si seguían concediendo créditos basados en valoraciones falsas. Los inspectores escribieron una carta pública al ministro Solbes en 2006 y varias cartas más posteriormente... y nadie les hizo caso

Lo anterior no es más que un reflejo de la gran aceptación que tiene la mentira en nuestra sociedad: algunas relaciones familiares, algunos politicos, algunos organismos supervisores, algunos consejos de administracion... Se admite la mentira y se suele justificar con argumentos peregrinos: “es que pagaban bastante”, “un compromiso”, “por los niños”, “para evitar una hecatombe en los mercados”, “para conservar los puestos de trabajo”, “para evitar el pánico”, “por la estabilidad de la nación”... En un reciente debate entre aspirantes a la presidencia fue curioso observar que se enfadaban cuando les llamaban “corrupto”, pero no se inmutaban cuando les llamaban “mentiroso”

 

5. ¿Cuánto cobraron los auditores a Abengoa?

Abengoa honorarios

 

6. ¿Anticiparon esto los inversores en Bolsa? 

Contemplando las figuras 1 y 2 parece que a partir de Noviembre de 2014 hubo más presión vendedora que compradora. Pero, conviene no olvidar que en toda transacción, un inversor vende y otro compra.

precio de Abengoa

Abengoa rentabilidad accionistas

 

Puedes descargar el documento entero en el siguiente enlace.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar