Rankia España
Acceder
Blog La bolsa al día
Seguimiento diario de los principales índices bursátiles, materias primas y acciones.

Carta de Warren Buffett a los accionistas de Berkshire Hathaway

Para los que no lo conozcais, Warren Buffett, es considerado como uno de los más grandes inversores en el mundo, además de ser el mayor accionista y director ejecutivo de Berkshire Hathaway. Este año en su carta a los accionistas, por el 50 aniversario, comenta el pasado, presente y futuro de la empresa.
 
En los últimos 50 años Berkshire Hathaway ha logrado obtener un incremento en el valor en libros del 751,113%. Con respecto a su precio se ha revalorizado un 1,826,163%. Si se compara con el S&P para el mismo periodo, el S&P ha ofrecido un 11,196% unas 68 veces más…
 
 
He recopilado las partes que me han parecido más interesantes, y las he dividido en Los ultimos 50 años, Presente, y Los próximos 50 años.
 

Los últimos 50 años de Berkshire Hathaway

 
A lo largo de esta parte Warren Buffett describe cuales han sido sus principales errores y cuales algunos de sus mejores éxitos, es muy importante recordarlos, observarlos, y conseguir aprender de ellos. Os dejo esta parte que me parece muy instructiva:
 
A principios de 1967 deje que Berkshire pagara $8,6 millones para comprar  National Indemnity Company (“NICO”),  una pequeña pero prometedora aseguradora de Omaha. Entendía el negocio de los seguros y me gustaba y Jack Rignwalt el propietario de NICO era un muy buen amigo mío que sólo me quería vender su compañía.
 
¿Por qué compré NICO vía Berkshire y no directamente con mi patrimonio? He tenido 48 años para responder esta pregunta y aún no he dado con una buena respuesta. Simplemente cometí un error colosal. Si hubiera comprado directamente con mi patrimonio NICO yo y mis socios hubiéramos sido propietarios al 100% de un excelente negocio que hubiera sido la base de lo que hoy es una excelente compañía. Es más nuestra capacidad de crecimiento no hubiera estado limitada durante casi dos décadas por fondos improductivos atrapados en nuestras operaciones textiles y los siguientes adquisiciones que hicimos hubieran sido 100% para mi y mis socios en lugar de estar compartidas con el 39% de los accionistas minoritarios de Berkshire con los cuales no teníamos ningún tipo de obligación.
Y sin embargo, a pesar de los hechos, opté por fusionar un excelente negocio (NICO) del que poseía el 100% con un negocio desastroso (Berkshire Hathaway) del que poseía sólo un 61%, una decisión que a lo largo del tiempo ha supuesto que regale cerca de $100 mil millones de mis socios y mi patrimonio a un grupo de extraños.
(...)
Charlie Munger hizo de lo que Berkshire es hoy.
El proyecto que me dio era simple:
“Olvida todo lo que sabes acerca de la compra de empresas a precios justos maravillosos; y opta por comprar maravillosos negocios a precios justos.”
(...)
Nos llegó la oportunidad de comprar See’s Candy, una compañía en la que Charlie, yo y Berkshire teníamos importantes posiciones y que después fusionamos con Berkshire. See’s era un fabricante legendario de cajas de chocolate de la Costa Oeste, con unos beneficios antes de impuestos de $4 millones generados sólo con $8 millones de activos netos en el balance. Además la compañía tenía un activo que no aparecía en el balance. Una amplía y perdurable ventaja competitiva que le daba el poder de fijar precios. Esta fortaleza iba a permitir a See’s seguir logrando generar importantes beneficios en el futuro y lo que es más importante todavía le permitiría generar esos beneficios con sólo pequeños aumentos incrementales de la inversión. En otras palabras, de See’s podíamos esperar que fuera un chorro de cash flow para sus accionistas durante décadas.
 
La familia que controlaba See’s quería $30 millones por el negocio y Charlie correctamente estimó que valía mucho más. Yo no quería pagar más de $25 millones e incluso no estaba especialmente entusiasmado con pagar esa cifra, una cifra que representaba más de 3 veces el valor neto de los activos de la compañía. Mi equivocada precaución podría haber hundido una compra excelente. Pero, por suerte, los vendedores decidieron aceptar nuestra oferta de $25 millones. Hasta el día de hoy See’s ha generado beneficios por $1.900 millones y sólo ha necesitado inversiones por $40 millones. Cómo podéis ver la inversión en See’s Candys nos ha generado grandes sumas de dinero que nos han ayudado a poder comprar otros negocios, que a su vez han producido grandes beneficios (algo parecido a la cría de conejos).
 
Además, al ver lo bien que iba See’s, me di cuenta de la importancia que tienen las empresas con marcas potentes, me abrió los ojos a más negocios rentables. A pesar de eso, y del camino marcado por Charlie, he continuado haciendo grandes errores. Uno de los peores fue la compra de Dexter Shoe en 1993. La compañía era un negocio magnífico con ventajas competitivas, pero sin embargo estas pronto se evaporaron debido a la competencia exterior y no lo vi venir.  Berkshire pagó $443 millones y muy pronto la compañía valía cero. Sin embargo la contabilidad no reflejó la magnitud de mi error. Para empeorar las cosas no compre Dexter Shoe pagando en metálico sino entregando a los vendedores acciones de Berkshire. Hoy estás acciones valen más de $5.700 millones. Un desastre financiero que debería figurar en el libro Guinness de los récords. Errores de este tipo suelen ser mortales. Cambiar acciones de un negocio formidable como Berkshire por acciones de negocios mediocres destruye valor. Cuando compras una empresa intercambiando acciones, las acciones que entregas tienen que valer menos que el negocio que adquieres.
 

Presente

 

Empieza explicando que a pesar de la mala fama que tienen los conglomerados, por las prácticas especulativas que se llevaron a cabo en la década de los 60, Charlie y Warren encuentran numerosas ventajas en invertir en este tipo de empresas.
 
Para los accionistas, los impuestos y los costes friccionales pesan fuerte en los inversores individuales, cuando tratan de redistribuir su capital entre distintos negocios y empresas. Además los inversores institucionales libres de impuestos, hacen frente a costes mayores al mover el capital, ya que por lo general necesitan intermediarios para hacer el trabajo. Muchas bocas con gustos caros, reclaman ser alimentadas- entre ellos los banqueros de inversión, contadores, consultores, abogados y los dichos—redistribuidores de capital como operadores de compra apalancada. Los crupieres del dinero no salen baratos.
En contraste un conglomerado como Berkshire está perfectamente posicionado para redistribuir capital de forma racional y con un coste mínimo. Por supuesto, la estructura por si sola no es una garantía de éxito: Nosotros hemos hecho numerosos errores y haremos más. Sin embargo nuestras ventajas estructurales son formidables.
En Berkshire podemos, sin incurrir en impuestos u otro tipo de costes, mover fuertes sumas de dinero, de negocios que tienen oportunidades limitadas para incrementar la inversión hacia otros sectores con mejores promesas. Además nosotros estamos libres de históricos sesgos creados por la las sociedades de por vida con una industria, y no estamos sujetos a presiones de colegas con vastos intereses en mantener su estatus quo. Esto es muy importante:
Si los caballos hubiesen controlado las decisiones de inversión, no habría existido la automoción….
Como he mencionado antes, See´s Candy ha producido enormes cantidades de beneficios comparados con sus modestos requerimientos de capital. Nos habría encantado, por supuesto, usar inteligentemente esos fondos para expandir nuestras operaciones en el sector de los caramelos. Pero nuestros numerosos intentos fueron inútiles. Así que, sin incurrir en ningún tipo de impuesto ni costes friccionales, usamos estos excesos de fondos generados por See´s para ayudar otros negocios. Si See´s hubiera estado como única compañía, sus beneficios se hubieran tenido que redistribuir entra los inversores, a veces después de ser fuertemente empobrecidos por largos impuestos y casi siempre por significativos costes de agencia.
(...)
Periodicamente , los mercados financieros se separarán de la realidad, pueden contar con ello(...)Nuestra sugerencia: Pase lo que pase, nunca olviden que 2+2 siempre será igual a 4. Y cuando alguien te diga lo anticuado que está tu método, coge la maleta, coge unas vacaciones y vuelve en unos años para comprar a precios baratos.
(...)
Ahora mismo Berkshire posee (1), una colección incomparables de empresas, la mayoría de ellas disfrutando ahora de perspectivas económicas favorables. (2) un grupo de gerentes excepcionales que, con pocas excepciones, son extraordinariamente devotos a la filial en la que actúan y hacia Berkshire. (3) Una extraordinaria diversidad de las ganancias, el principal financiero que mantendremos bajo cualquier circunstancia.(4) El número uno en el ranking de muchos propietarios y gerentes que están contemplando la venta de sus negocios, y (5) una cultura, distintiva en muchos aspectos de las mayoría de grandes empresas, que hemos trabajado 50 años para construirla y que ahora es una sólida roca.
Estas fortalezas nos proporcionan una base maravillosa sobre la que construir.

 

Los próximos 50 años de Berkshire Hathaway

 

Ahora miremos el futuro que nos aguarda. Tener en cuenta que si yo hubiera intentado predecir hace 50 años lo que debía pasar, muchas de mis predicciones serían erróneas. Con ese peligro, os dire lo que le diría a mi familia si me preguntara sobre el futuro de Berkshire.
(…)
Si un inversor entra en Berkshire a un precio muy alto, digamos, rozando el doble del valor contable en libros, el cual las acciones de Berkshire han alcanzado alguna vez, pasarán muchos años antes de que el inversor pueda obtener un beneficio. En otras palabras, una buena inversión puede convertirse en especulación si se compra a un precio muy elevado, Berkshire no esta exenta de esta verdad.
Las compras que realicen los inversores sobre Berkshire a un precio ligeramente por encima del que la compañía recomprará acciones, deberían obtener ganancias en un plazo razonable de tiempo. Los directivos de Berkshire solo autorizaran recompras a un precio muy por debajo del valor intrínseco. (Desde nuestro punto de vista, ese es un criterio esencial para recomprar que suele ser olvidado por otros directivos.)
Para aquellos inversores que planean vender un año o dos después de su compra, no puedo darles ningún precio de entrada con certeza. Los movimientos del mercado de acciones para periodos tan cortos de tiempo serán más importantes a la hora de determinar tus resultados que el cambio en el valor intrínseco de sus acciones en Berkshire. Como decía Ben Graham hace bastantes décadas:
En el corto plazo el mercado funciona como una máquina de votos; en el largo plazo funciona como una máquina de pesar.
De vez en cuando los votos de los inversores, amateurs y profesionales, rozan la locura.
Cómo no conozco ninguna manera razonable de predecir con exactitud los movimientos del mercado, yo te recomiendo que compres acciones de Berkshire sólo si tienes intención de mantenerlas durante los próximos 5 años.. Los que buscan rendimientos a corto plazo, deberían mirar por otra parte.
(…)
Yo creo que la posibilidad de que algún evento cause problemas financieros en Berkshire es 0….
Nosotros nos basaremos siempre en tres fundamentales.
Primero, nuestro flujo de ganancias es enorme y viene de una gran cantidad de empresas.  …
Lo siguiente es la caja. En un negocio sano, la caja se entiende como algo que debe ser minimizado, como un activo improductivo que lastra marcadores tales como el retorno de capital,
La caja, sin embargo, es para un negocio lo que el oxígeno para un individuo: Nunca lo piensas cuando está, y es en lo único que piensas cuando desaparece.
Las empresas americanas reflejan un caso de estudio de esto en 2008. En Septiembre de ese año, muchas empresas con largos beneficios, de repente se preguntaban si sus cheques tendrían contrapartida en los días venideros. Por la noche, su oxígeno financiero desapareció.
En Berkshire, nuestra respiración continuó ininterrumpidamente. De hecho en un periodo de tres semanas, a finales de Septiembre y principios de Octubre, ofrecimos 15,6 billones de dineros fresco a las empresas estadounidenses.
Nosotros pudimos hacerlo porque siempre mantenemos por lo menos 20 billones, y a veces más, en caja o equivalentes. Y con eso nos referimos a la deuda a corto plazo del tesoro americano, ningún otro sirve como sustituto para caja reivindican su capacidad de liquidez y  realmente lo hacen, excepto cuando realmente lo necesitas. Cuando la deuda vence, sólo el el dinero es legal. No salgan de casa sin el.
Y por último, nosotros nunca vamos a incurrir en prácticas de funcionamiento o de inversión que puedan dar lugar a demandas repentinas de grandes sumas.
(…)
Las malas noticias, vienen en los beneficios, en porcentaje, no dolares, que dificilmente se acercarán a los conseguidos en estos últimos 50 años. Los números se hecho demasiado grandes. Creo que Berkshire superará a la empresa promedio Estadounidense, pero, nuestra ventaja, sin embargo, no será genial.
Eventualemente, probablemente en 10 o 20 años, los beneficios de Berkshire y sus recursos de capital, alcanzarán un nivel que no permitirá a nuestro equipo directivo a reinvertirlo de forma inteligente. En ese momento nuestros directivos necesitarán determinar si el mejor método de distribuir el exceso de capital es a través de dividendos, recompra de acciones, o las dos. Si las acciones de Berkshire se están vendiendo por debajo de su valor intrínseco, masivas recompras serán sin duda la mejor opción. Pueden estar tranquilos de que nuestros directivos tomarán la decisión correcta.
(…)
Nuestros derectivos no aceptan el trabajo por el dinero: En un acuerdo casi inexistente en otros lugares, nuestros directores cobran una cantidad simbólica. Ellos reciben su recompensa en acciones de Berkshire, y la satisfacción de ser buenos administradores de una gran empresa.
Las acciones que ellos y su familia tienen, son compradas en el mercado, en vez de su materialización a través de opciones o subvenciones. Además, a diferencia de la gran mayoría de otras empresas públicas considerables, no tenemos ningún tipo de seguro de responsabilidad de directores o funcionarios. En berkshire, los directores caminan en tus zapatos.
(…)
Mi sucesor necesitará una fuerza muy particular: la habilidad de combatir el ABC de la decadencia de los negocios. Que son arrogancia, burocracia y complacencia. Cuando estos canceres corporativos aparecen, hasta la más fuerte de las empresas puede fallar. Los ejemplos que prueban esto son numerosos, pero para mantener amistades, sólo exhumare casos del pasado lejano.
En sus días de gloria, General Motors, IBM, Sears Roebuck y US Steel, se sentaron encima de grandes industrias, sus fortalezas parecían inexpugnables. Pero el deplorable comportamiento anterior llevó finalmente a cada uno de ellos a caer a profundidades que sus directivos no hacía mucho habían considerado imposibles. Su fortaleza financiera y sus históricas ganancias demostraron ninguna defensa. 
Sólo un CEO vigilante y decidido puede combatir esas fuerzas debilitantes mientras Berkshire se hace cada vez más grande.
No debe olvidar nunca la súplica de Charlie: Dime dónde voy a morir, y no iré nunca allí. Si nuestros valores no económicos se pierden, gran parte del valor económico desaparecerá también. Un comportamiento honorable, será la clave para mantener la cultura de Berkshire.
(…)
Sería negligente si no saludo a otra parte fundamental de Berkshire que la hace especial: nuestros accionistas.
En la última reunión anual los accionistas resolvieron…
El 98% de los accionistas votaron : No me des un dividendo, reinvierte todas las ganancias. 
Tener a todos los accionistas, grandes y pequeños tan en sintonía con nuestra filosofía empresarial es sorprendente y gratificante.
Soy un hombre con suerte por tenerlos como socios.
Warren E. Buffett
 

¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades? Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados que mejor se adapta a ti en menos de 2 minutos. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar búsqueda!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Los usuarios también visitaron

  1. #1

    Jesus Burgos Lobo

    Buenas,

    Muy extenso y completo, está muy bien que se traduzcan las cartas de Warren Buffet, porque tienen toda la sabiduría financiera del Oráculo de Omaha, y no todo el mundo sabe inglés.

    No obstante, un apunte, las acciones han crecido en libros un 751.113%, y en el mercado un 1.826.163% (o se han revalorizado 1.826 veces como creo que querías decir). Este 1.826.163% son unas 164 veces más que lo ofrecido por el S&P500 (11.196%). Las 68 veces que dices sería el valor en libros respecto a la rentabilidad del S&P500, pero no creo que sea correcto comparar un valor en libros con un precio de mercado.

    Un saludo!

  2. #2

    Gonzalo Calvo

    en respuesta a Jesus Burgos Lobo
    Ver mensaje de Jesus Burgos Lobo

    Buenos días Jesus,
    1826% es lo que se ha revalorizado la acción desde 1965, un 21,6% compuesto anual... La comparación la hago con el Valor en libros, alomejor no es la forma más correcta, solo es un apunte por curiosidad, los datos siguen siendo abrumadores, los comparemos de la manera que queramos!

    Un saludo, espero haberte ayudado!

  3. #3

    Jesus Burgos Lobo

    en respuesta a Gonzalo Calvo
    Ver mensaje de Gonzalo Calvo

    Incluso siendo Warren Buffett sacarle tantos puntos al S&P500 con dividendos siempre asusta un poco

    Insisto un poco en que no es un 1826% como pones sino 1826000% como dice el cuadro. Solo desde noviembre de 1992 la acción ya se ha revalorizado un 1950% (se puede comprobar en Yahoo Finance). Además si hubiera sido así, en 50 años el CAGR de la acción estaría por debajo del 6%.

  4. #4

    Gonzalo Calvo

    en respuesta a Jesus Burgos Lobo
    Ver mensaje de Jesus Burgos Lobo

    Cierto Jesús, gracias por la corrección!
    Un saludo

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar