Renuncia a la cuota legal usufructuaria después de prescrito el impuesto. Alternativa

3 recomendaciones

En el año 2003 fallece intestado Mario, que deja viuda  (50 años), e hija (5 años). Por acta de declaración de herederos es designada heredera la hija, sin perjuicio de la cuota legal usufructuaria del cónyuge viudo.

Dejan pasar el tiempo, y un buen día comparecen en una notaría a otorgar la escritura de herencia, pero con el añadido de que la viuda renuncia a su cuota legal usufructuaria. De esta forma, queda como única receptora de todos los bienes la hija.

Los bienes que componen la herencia de Don Mario, todos ellos privativos son:

1.- Un piso valorado en 120.000€

2.-Un saldo bancario de 6.000€

Total.- 126.000€

¿Cuál es la tributación?

Al haber transcurrido más de 4 años y medio desde la muerte de Mario, en principio el Impuesto de Sucesiones estaría prescrito; también la Plusvalía Municipal.

En el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el artículo 28. 3 LISD tiene establecido que la renuncia hecha después de prescrito el impuesto tiene la consideración a efectos fiscales de donación

Y es que se entiende a efectos del ISD que la viuda al renunciar una vez prescrito el impuesto sí ha aceptado sus derechos sucesorios y posteriormente renuncia, con lo que se producen dos hechos susceptibles de tributación:

En primer lugar, la transmisión mortis causa del causante a la renunciante y a su hija; sujeta al ISD, aunque prescrita.

En segundo lugar, una donación de la viuda a su hija, que en virtud del artículo 51.4 RISD, tendrá que autoliquidar y pagar por la cuota más elevada que resulte de:

-Liquidar la extinción del usufructo que habría correspondido a la viuda en la sucesión del padre,

-y liquidar la renuncia como donación.

Como hemos dicho, la liquidación del ISD de la cual son sujetos pasivos viuda e hija, estaría prescrita. Ahora bien, aun estando prescrita nos sirve para determinar una serie de partidas como son el valor del usufructo de la viuda a fecha de fallecimiento de su esposo; base liquidable teórica,  base liquidable real y tipo medio de gravamen de la hija; así como las posibles bonificaciones en cuota aplicables en el año del fallecimiento del padre.

Cálculo de la liquidación de la extinción del usufructo:

Usufructo de la madre (en función de la edad que tenía cuando murió su esposo. 89-50=39/3=13. El valor de la cuota legal usufructuaria (usufructo de un tercio de la herencia) es el 13% de la herencia: 16.380€

Base Imponible teórica de la hija.- 126.000€

Reducciones teóricas por parentesco año 2003 según normativa estatal.- 47.858,59€

Base Liquidable teórica: 78.141,41

Tipo Medio de Gravamen: 11.46%

La cuota que resultaría de la extinción del usufructo/consolidación del dominio es: 16.380 x 11.46% =1.877,15€.

Cálculo de la liquidación de la renuncia como donación:

Fecha de devengo; fecha de otorgamiento de la escritura de renuncia.TSJ Andalucía (Sevilla) 18/05/2007 RCA 993/2005.

La determinación de la cuota tributaria estará en función de la normativa de la Comunidad Autonómica competente.

Si es la de la Comunidad Valenciana, existe una reducción de 100.000€ padres e hijos, con determinadas condiciones.

En Galicia y Cataluña hay un tipo de gravamen más reducido; el 5% =819€

En Madrid y Andalucía, hay una bonificación del 99% de la cuota. Se pagarían 13.25€

En Castilla la Mancha, la reducción es del 95%; por tanto, el pago sería inferior a 66€.

En definitiva, en la mayoría de los territorios españoles, la opción peor es la de extinguir el usufructo que proviene de la herencia prescrita.

La prescripción de la herencia no sería aplicable a la consolidación del dominio en los nudos propietarios, en este caso la hija, ya que la prescripción para la consolidación se computa desde el fallecimiento del usufructuario (art. 24.3 de LISD). ST TSJ CV 753/12, de 13/06/2012.

Consulta V1187-14

A efectos de la Plusvalía Municipal, el Impuesto estaría prescrito y no se aplica la ficción de que hay donación entre madre e hija.

Consulta V1665-11.

¿Qué tendría que haber hecho?

Tanto viuda como hija podrían haber aceptado sus derechos sucesorios en la herencia del esposo y padre, pero capitalizando la cuota vidual usufructuaria mediante la adjudicación de bienes no en usufructo, sino en pleno dominio. De este modo la hija no tendrá ninguna consolidación del dominio pendiente de liquidar. Así lo establece el artículo 57 RISD.

Posteriormente, la viuda podría efectuar la donación de lo recibido en pleno dominio a su hija.  En este caso sería del 13% del valor de la herencia; que se podría haber concretado en un 13,65% del piso, o en un porcentaje del piso más todo o parte del metálico.

La donación tributaría como mera transmisión lucrativa inter vivos, aprovechando todas las ventajas fiscales para descendientes que permita la normativa autonómica aplicable; y ya no habría ninguna cuota con la que comparar para pagar la opción más gravosa.

En nuestro ejemplo sólo tributaría por:

Comunidad Valenciana: 0€

Cataluña y Galicia: 819€

Madrid y Andalucía: 13,25€.

Castilla la Mancha: menos de 66€, etc.

El ahorro puede ser considerable.

Y puesto que la viuda transmitiría los bienes por el mismo valor con el que los habría adquirido en la herencia de su difunto esposo, no tendrían que pagar cuota alguna ni por Plusvalía Municipal ni por IRPF con motivo de la donación al no generarse incremento de valor.

 

¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo

Cajón de sastre!!

Aquí puedo poner lo que quiera
3 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar