Renta Inmobiliarias Imputadas cuando el inmueble proviene de herencia

2
Este contenido tiene más de 1 año

Cuando recibimos "mortis causa" algún bien inmueble urbano que no constituya nuestra vivienda habitual, ni esté afecto a una actividad económica, ni alquilado; como podría ser un el apartamento en la playa para uso propio, tenemos que declarar respecto del mismo una renta “ficticia” en la declaración del IRPF del año en que falleció el anterior titular en el apartado: “Bienes inmuebles y rentas derivadas de los inmuebles a disposición de sus titulares, arrendados o cedidos a terceros, o afectos a actividades económicas”.
¿Quiénes tienen que declarar por rentas inmobiliarias imputadas?
Aquellos que sean titulares del pleno dominio y/o del usufructo de ese tipo de inmuebles. Por tanto, sí sólo te has adjudicado la nuda propiedad, no tienes que declarar por este concepto.
¿Qué datos hay que introducir?
Es muy probable que ya tengas datos por defecto incluidos en el borrador de la declaración; pero también lo es que no serán del todo correctos, por lo que habrás de verificarlos y en su caso, modificarlos. 


Vamos a poner un ejemplo:
El día 21/08/2019 falleció Pepe, dejando viuda e hijo.
En la escritura de liquidación de gananciales y partición de herencia, a la viuda se le adjudica un apartamento en la playa que no es su vivienda habitual, con la siguiente titularidad:
-50% en pleno dominio en pago de gananciales. 
- 50% en usufructo en pago de su haber sucesorio.
El hijo se adjudica la nuda propiedad del 50%.
Valor catastral en 2019.- 100.000€.

Como ya hemos dicho, el hijo no tiene que hacer nada, puesto que sólo recibe nuda propiedad.
En el caso de la viuda, dado que es adjudicataria de usufructo y pleno dominio que provienen de fechas *distintas, tendrá ésta que declarar dos imputaciones de rentas respecto del mismo inmueble; como si de dos propiedades distintas se tratara.
Los datos que si no están o si tienen errores hay que subsanar son:
Valor catastral (parte correspondiente al porcentaje de propiedad o de usufructo).- Hay  introducir el valor catastral del año en que falleció el causante, en el porcentaje en el que ostentemos la plena propiedad o el usufructo.  
Si hemos dicho que el valor catastral son 100.000€, tanto cuando declare la imputación de rentas por el usufructo, como cuando lo haga respecto del pleno dominio, deberá consignar el 50% de valor catastral completo: 50.000€. El hecho de que la titularidad sea en usufructo no reduce en absoluto el valor catastral, pues el usufructuario paga imputación de rentas como si fuera dueño en plena propiedad.
Hay que contestar con un SI o un NO a la pregunta de si el valor catastral ha sido o no revisado en este ejercicio o en los diez anteriores. “¿Y yo qué sé?” Pues se mira haciendo clic en “Municipios con valor catastral revisado 2009-2019”; se busca el municipio en que se halle el inmueble, y si aparece en ese listado es que su valor catastral está "recién" revisado. Eso va a hacer que en vez de multiplicar el valor catastral por el 2% lo haga por el 1,1% para hallar el rendimiento. Vamos a poner un SI.
Número de días a disposición del contribuyente. Aquí es donde Hacienda suele fallar, al poner los días transcurridos desde la fecha de la escritura de herencia hasta el 31 de diciembre del año del fallecimiento.
*En el caso de nuestro pleno dominio, como el 50% lo adquiere en pago de gananciales, la fecha desde la que es propietaria de ese 50% es desde que ella y su esposo compraron en su día el apartamento; pero de cara al ejercicio de renta que estamos confeccionando, tan sólo tenemos que poner 365 días (porque estamos haciendo la renta de un año concreto, el del fallecimiento) y partimos de que la compra se efectuó años atrás).
Respecto del 50% que titulariza en usufructo y le viene por herencia, tenemos que poner los días transcurridos desde el día siguiente al fallecimiento hasta el 31/12, ambos inclusive; si murió el 21/08/2019; de ahí hasta el 31/12/2019, habrán transcurrido 132 días. Ponemos ese dato. 
Con estos datos,  Rentaweb amablemente nos calcula la renta inmobiliaria imputada. 
Que en el supuesto, la imputación de renta por el usufructo es de 198,90€ (50.000x1.1%x132/365). Y respecto del pleno dominio es de 550€ (50.000 x 1,1%).
Por tanto, la renta inmobiliaria imputada para la viuda en el ejercicio 2019 sería de: 748,90€

Conclusiones.- En el IRPF del año en que fallece el causante, de cara a consignar bien los datos de las rentas imputadas debemos tener en cuenta los días del año desde que se es "nuevo" titular, a partir de la fecha de fallecimiento cuando la titularidad derive de la sucesión. Y si la adjudicación es en pago de gananciales, por adquisición procedente de años anteriores, simplemente se introduce 365 días. Además conviene verificar que el valor catastral esté bien fraccionado si la cuota de titularidad no es del 100%, así como comprobar el SI o el No de la revisión del valor conforme hemos indicado.

 

 

 

 

  1. en respuesta a Nita92
    -
    #2
    23/05/21 21:05
    Sí, claro. Puedes hacer la consulta que quieras.
    La puedes hacer por aquí y si la quieres hacer más personal me escribes a este email:[email protected] y si quieres que te llame me dejas un teléfono.
  2. #1
    19/05/21 19:33
    Visto el blog te agradecería una respuesta a mis dudas. 
    Se pueden hacer consultas sobre una herencia a efectos de hacer la renta 2020? 
    Gracias

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar