¿Quiénes son los beneficiarios de un seguro de vida? ¿Puedo renunciar a la herencia y cobrar el seguro de vida?

seguro de vida

¿Quiénes son los beneficiarios de un seguro de vida con derecho a recibir la prestación de la aseguradora, una vez fallecido el asegurado?

Es muy habitual que en las pólizas de seguro de vida se diga que a falta de designación expresa, se seguirá el siguiente orden de prelación:

  1. Cónyuge,
  2. Hijos supervivientes del asegurado por partes iguales,
  3. Padres del asegurado por partes iguales o el superviviente de los dos,
  4.  A quien en derecho corresponda».

También es frecuente que en la casilla «Beneficiarios» de la póliza del seguro  de vida, en lugar de fijarse los nombres y apellidos de los beneficiarios o el “cargo” familiar de los mismos, aparezca la mención «Herederos legales».

El artículo 85 de la Ley de Contrato de Seguro es la norma interpretativa especial destinada a salvar las dudas que pudiera plantear la designación de los beneficiarios de un seguro de vida. Y precisamente contempla una designación como la de los «herederos legales», sin mayor especificación, disponiendo entonces que tendrán la consideración de beneficiarios quienes sean herederos en el momento del fallecimiento del asegurado.

¿Quiénes son los herederos legales?

Los que identifique como tales el testamento, si lo hay; y de no haberlo, la declaración de herederos intestada. Si hay cónyuge viudo y no ha sido designado heredero, sino mero legatario usufructuario o legitimario del derecho vidual, no es heredero legal.

El Tribunal Supremo, en Sentencia 1199/2000 de 20 de diciembre, consideró que  poner como beneficiarios a los “herederos legales” es una «designación expresa», aunque no específica, que excluye el orden de prelación supletorio establecido para el caso de faltar dicha designación; pues permite concretar quienes son los benefiarios del seguro incardinables en la mención «herederos legales».

¿Se puede renunciar a la herencia y tener derecho al seguro de vida?

¡Absolutamente!

El derecho a heredar y el de percibir la indemnización del seguro de vida del mismo causante son independientes.

Así lo recoge el artículo 85 de la Ley del contrato de Seguro cuando dice: “Los beneficiarios que sean herederos conservarán dicha condición aunque renuncien a la herencia.”

AP Almería, Sentencia 228/2002, de 2 de octubre.

De hecho, en la Sentencia antes referida de 20 de diciembre de 2000, la madre del difunto, pese a haber renunciado a su herencia, conservó la condición de beneficiaria del seguro de vida.

¿Se puede renunciar al seguro y tener derecho a la herencia?

Así es. Por la misma razón antes expresada.

De este modo, si el establecido como beneficiario renuncia pura y simplemente, no tendrá que tributar por Impuesto de Sucesiones por la percepción del seguro; se trasladaría esa obligación a la persona designada en el orden siguiente, o en su defecto a los herederos legales.

Ojo! Si el beneficiario del seguro de vida renunciase a favor de alguien, tendrá él que tributar por el Impuesto de Sucesiones, y el favorecido por la renuncia habrá de hacerlo por la modalidad “Donaciones” del mismo impuesto (28.2 LISD).

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar