Impuestos para autónomos: los más importantes a tener en cuenta

Impuestos para autónomos: los más importantes a tener en cuenta

Toda actividad comercial genera impuestos y como autónomos no estamos exentos de ellos, así que para poder disfrutar de la “autonomía” en las próximas líneas describiremos cuáles son los impuestos más importantes a tener en cuenta para autónomos.

Impuestos a tener en cuenta si eres autónomo

 

Cuáles son los impuestos para autónomos más importantes

Al momento de iniciar tu propio negocio y considerarte autónomo, nace con ello una serie de responsabilidades que no debes evadir como lo es las obligaciones fiscales. Para volverte “autónomo” debes realizar tu inscripción en la Agencia Tributaria a través de los modelos 036 y 037, así solicitaras el alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores, y te asignaran un número de identificación fiscal.

Los impuestos que deberás asumir como autónomo son:

Cuota de autónomo

Es la obligación principal a la que un autónomo tiene que hacer frente por estar dado de alta como tal en RETA. En nuestro país la cuantía de la cuota de autónomos es fija, independientemente de que el autónomo gane más o menos cantidad al mes. El mismo, puede optar por pagar la base mínima de cotización o la máxima, dependiendo de los objetivos que tenga a corto o largo plazo. Es decir, pagar una cuota menor puede ayudar a soportar los gastos diarios ya que supone un menor desembolso al mes, pero también conlleva a renunciar a una prestación superior en el futuro.

Mencionar que desde la entrada en vigor de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, el autónomo solo debe pagar una cuota de 60€ durante los primeros 12 meses y tiene derecho a determinadas deducciones en la aplicación del IVA.

El alta se realiza a través del modelo 036 y 037. 

Aquí tienes algunas claves a la hora de cotizar como autónomo: tarifa plana, bonificaciones...

Aprende a optimizar tu flujo de caja durante una crisis de liquidez
Con esta guía descubrirás cuáles son los pasos necesarios para gestionar correctamente el flujo de caja de tu empresa y así conocer la viabilidad del negocio en tiempos de crisis.

IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido)

Al emitir facturas e incluir el IVA, estás actuando como “recaudador” de Hacienda. No todos los autónomos pagan la misma cantidad de IVA, en algunos casos representa entre el 4%, 10% y 21% dependiendo de la actividad que desarrolles.

Al sumar el IVA a tus precios estás generando “IVA Recaudado” mientras que el IVA reflejado en las facturas de tus gastos como el caso de algún proveedor es considerado “IVA Pagado”. Hacienda devuelve la diferencia entre el IVA Recaudado y el IVA Pagado, para ello deberás declarar tus facturas de forma trimestral y presentar el modelo 303. Actualmente la mayoría de los programas de facturación disponibles en la red incluyen este documento entre sus servicios.

Adicionalmente existe la presentación anual en el modelo 390, mediante el que se informa a Hacienda del resumen de las declaraciones trimestrales que han hecho durante el año.

IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas)

Como autónomo, tendrás el deber de computar trimestralmente los ingresos generados y deducir de allí los gastos generados por operaciones y sin importar la cantidad que hayas generado o el ramo que ejerzas deberás pagar el 20% sobre la cantidad neta o beneficio. 

El IRPF para los autónomos es considerado un impuesto subjetivo, porque varía según sea el caso y para recibir lo que pagaste de más o pagar la diferencia de alguno de tus pagos, deberás formalizar la declaración de renta anual. 

Generalmente entre los meses de mayo y junio, se debe hacer una declaración de renta, será justo en este proceso que se aplique el correctivo dependiendo tu caso mediante el uso del modelo 100.  En caso de haber pagado en alguna declaración trimestral  más de lo necesario recibirás un reembolso, en caso de haber pagado menos, entonces deberás pagar la diferencia.

Si se tributa mediante estimación directa, se debe presentar el modelo 130. Si se tributa mediante estimación objetiva o por módulos, debe hacerse en el modelo 131, del cual se abonará la cantidad correspondiente a la aplicación de los signos e índices establecidos por la actividad profesional que desempeñe el trabajador. Solo aquellos que lo hagan mediante estimación objetiva pueden tributar en el régimen simplificado del IVA.

 

Texto destacado Rankia
No dudes en consultarnos si tienes alguna duda sobre la Declaración de la Renta.

 

Posteriormente, el IRPF se regulariza en la Declaración de la Renta que se hace de forma anual presentando el modelo 100, con la posibilidad de que salga a pagar o a deducir. Para estos casos es conveniente recurrir a un experto ya que las Declaraciones de la Renta de las personas autónomas pueden ser costosas de elaborar.

Si tienes dudas con los plazos de presentación de estos impuestos, desde Rankia preparamos cada año el calendario fiscal 2021 para autónomos y pymes. Te recomendamos que le eches un vistazo para conocer las fechas exactas del pago de impuestos, presentación de modelos y demás documentos.

 

  1. #1
    04/05/21 11:45
    Buenas, este año el iva me salía a devolver,  así que solicite la devolución..... ahora veo que en la página de la agencia tributaria me pone que el expediente esta finalizado desde el 22/04.... pero todavía no me lo han devuelto 
    Es normal???

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar