Una de las reformas fiscales del año pasado, con efectos inmediatos en el 2015, fue la famosa exit tax. Si recordamos, se trata de una tasa anti elusión de capitales que ya estaba vigente en otros países, aunque con ciertas diferencias.Sin embargo, ya desde que fue conocida surgieron dudas. ¿Afectan a las starts-ups? ¿Qué efectos tiene sobre las startups?
 
En su momento, el ejecutivo se defendió con el hecho de que se trataba de un impuesto para los grandes patrimonios, y no a las start-ups ya que es difícil que los accionistas de estas compañías cumplan las condiciones para que se les aplique el impuesto.  Aunque no podemos negar que una supuesta tasa que grava a los que crean riqueza puede que provoque que aquellos que aspiran a algo grande no se queden.  
Además, dicho argumento choca un poco cuando de acuerdo a los últimos registros existen un cierto número de jóvenes empresas con más de 20 millones de euros de valoración. Así como también los datos de capital riesgo en España que reflejen que en ciertos sectores la cantidad que se está invirtiendo en empresas en fase de startups está en una media de 650.000 euros. 
 
Exit Tax emprendedores
 

 

¿Cómo afecta Exit tax a los emprendedores españoles?

Cuando un emprendedor decide abrir su negocio cuenta a priori con muchos riesgos, logísticos, económicos, marketing, pero gracias a este impuesto se le añade uno nuevo, el fiscal. 
 
Así, cuando ya se tiene un negocio propio en España y se confía en su verdadero potencial para crecer y aumentar de valor, una de las opciones que se tiene es trasladarla a una de las ciudades más innovadoras, para así asentar las bases del crecimiento internacional. 
 
Esta nueva perspectiva puede llevar a que en muchas ocasiones uno de los socios tenga que trasladarse a esa nueva ciudad, perdiendo así la condición de residente fiscal en España.  Es entonces, cuando entra en juego este nuevo impuesto, y donde saltan las dudas.¿Cómo se va pagar este impuesto sobre una ganancia no producida?
Para ello se prevé la posibilidad del aplazamiento del pago durante 5 o 10, si se va fuera o dentro de la Unión Europea, respectivamente. Y en caso de regreso antes de los 5 años, no se tendrá que tributar.
 
Sin embargo, esto está sujeto a los siguientes límites:
  • Aval sobre la totalidad del impuesto Pero que al no tener liquidez suficiente, tocara avalar con las acciones de la empresa.
  • Cobro de interés anuales
  • En caso de venta de las acciones antes de los 5 años y sin regreso a España, se pagara el impuesto. 

Otro aspecto a destacar, es que si, en el último caso se venden las acciones por un valor menor al que figuro en el momento de la tributación de este impuesto, el contributente podrá compensar dichas perdidas con las ganancias futuras. Puesto que dichas ganancias tributan en la base del ahorro. 

Lo que lleva a que el contribuyente haya tenido que pagar por algo que no debería de haberse hecho, y en caso de querer recuperarlo, se deberá de esperar a tener de nuevo ganancias. 
 
En todo caso, como ya he comentado, si vuelve antes a España, recuperando su residencia fiscal y sin haber vendido las acciones de su empresa, hacienda le eximirá del impuesto y de sus intereses. 
 

¿Cómo afecta Exit tax a los emprendedores extranjeros?

Muy a nuestro pesar, la imagen española en este ámbito no es del todo satisfactoria, pues es percibido por todos que la regulación española no cuenta con grandes incentivos para los inversores. 
 
Puesto que esta tasa como se ha comentado ya existía en otros paises, aunque con ciertas diferencias. 
En España esta tasa solo grava a los grandes patrimonios, mientras que en otros como Alemania y Dinamarca su límite de aplicación es menor, por ejemplo, también será de aplicación a un conjunto de valores que incluye inmuebles o aportaciones a planes de pensiones. Del mismo modo, en Estados Unidos se aplica sobre todo el patrimonio del ciudadano. A diferencia de países como Londres, Singapur, Shanghái, Nueva York, Chicago, Israel o Chile donde aspectos como estos no existen, sino más bien incentivos empresariales.
 
Adicionalmente, no podemos dejar de recordar que gran parte de las inversiones españolas vienen del extranjero.
 
 
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar