Desde que estalló la crisis, hemos oído diferentes causas para justificar su origen. También muchas y diversas medidas para solucionarla. Pero nunca he oído o leído ninguna que citase y considerase los precios. Ni como causa, ni como solución.

Y son los precios los que recogen todas las causas y también todas las soluciones.

El alto precio de la vivienda, el bajo precio del dinero, el precio del petróleo, el precio del euro, del dólar o del yen, el precio de…
 
Sí, el precio de un bien o servicio se fija en base a determinados factores que intervienen en su fabricación o preparación. Con ello se establece un potencial beneficio del mismo y por consiguiente el beneficio agregado de una empresa.
 
Si como ocurre actualmente, estos precios no tienen una mínima regulación y se deja al teórico mercado – oferta y demanda- que valore la idoneidad del precio fijado, nos encontramos con un auténtico libertinaje en materia de formación de precios, que conlleva enormes abusos. Que da lugar al desarrollo imparable de la insana e injusta codicia humana, que no ve nunca un límite para sus ganancias, aunque ello conlleve el empobrecimiento del resto.
 
Actualmente se han tomado algunas medidas de índole laboral, salarial, impositivo, financiero, presupuestario, etc. Pero ni una sola medida encaminada a tener un control de los precios, que a la vista de los resultados que hemos obtenido a lo largo de la historia económica, se empieza a hacer algo más que necesario. Hay que fijar bandas de fluctuación ajustadas para la determinación de precios y el que no pueda fabricar y/o vender a esos precios debe de cambiar de oficio y dedicarse a otra cosa menos dañina para la sociedad. El precio y el beneficio, deben de tener una regulación consecuente y lógica con el esfuerzo y el valor añadidos. No se trata de intervenir los precios sino de impedir el libertinaje de los mismos.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar