Suscríbete a este hilo
Imprimir

El retrato de José Bono para el Congreso costará 94.000 euros

Respuestas: 18

29/03/12 (04:42)

Re: El retrato de José Bono para el Congreso costará 94.000 euros

Es un robo a mano armada, en los tiempos que estamos o en tiempos de bonanza...
como decian por la tele, "ni tienen vergüenza ni la han conocido", por cosas como estas, me considero cada vez más apolítico...

01/04/12 (23:14)

Re: El retrato de José Bono para el Congreso costará 94.000 euros

Cascos se sale del marco

"El retrato del actual líder de Foro como ministro de Fomento costará 194.000 euros, el doble de lo que la Administración ha pagado por inmortalizar a otros políticos

E. LAGAR | A CORUÑA Algunos de los más grandes cuadros del Museo del Prado son retratos de personajes de la corte. Pero no parece que el que se hará a José Bono, como se supo esta semana, para la galería de presidentes del Congreso esté destinado a la gloria inmortal de las historias del arte. Aunque quién sabe qué opinará la posteridad de Bernardo Torrens (1957), su autor.

La cuestionada pintura, por la que la Administración pagará 82.600 euros en el período más crítico para las finanzas públicas españolas, llegará a engrosar una pobladísima galería de cuadros -muchos de escaso valor artístico- dedicados a inmortalizar a casi todas las personalidades que han mandado algo en la democracia española, tanto al frente del Estado como de las autonomías. Sin embargo, de todos los retratos de políticos encargados desde Franco hasta la fecha, el que se sale de la tabla es el que ofrecerá la imagen de Francisco Álvarez-Cascos, líder de Foro asturiano, como ministro de Fomento.

Será, sin duda, un retrato excepcional, pues, como poco, saldrá a los españoles el doble de caro que el que se haya hecho para cualquier otro responsable político: 194.000 euros. El retrato se encargó cuando José Blanco estaba al frente del Ministerio, pues su antecesora, la socialista Magdalena Álvarez, cuyas relaciones con Cascos no eran precisamente buenas, se había ido olvidando del asunto.

También es verdad que, de todos los de la pinacoteca política, será del autor más destacado: el pintor Antonio López. Eso sí, habrá que esperar bastante tiempo para ver al tempestuoso líder de Foro interpretado por el pincel del serenísimo artista manchego. Ejemplo práctico de los plazos de entrega de López: el próximo 23 de junio entregará el cuadro de la familia real -3 metros por 4,5 de alto-, que comenzó en 1994. Un período de ejecución propio de la Autovía del Cantábrico.

López, uno de los artistas de la galería Marlborough, hará el segundo retrato que colgará en dependencias oficiales con Cascos como protagonista. El primero fue obra del artista madrileño Álvaro Delgado. En este óleo aparece Cascos como vicepresidente y ministro de la Presidencia, con los brazos cruzados. Delgado llegó a definir así la obra: "Parece un boxeador contra las cuerdas a punto de iniciar el match. Tiene mucha conciencia de autoridad, es el dueño de la situación".

Este cuadro forma parte de una galería de trece con todos los ministros de la Presidencia desde 1976. Se inauguró en febrero de 2002, cuando Cascos ocupaba ya Fomento, pero fue una iniciativa suya cuando era el número dos de Aznar. Su objetivo, según declaró en la inauguración de la galería de retratos ministeriales, era dar a conocer la labor de quienes definió como "guardias de la circulación del Gobierno". También aseguró que la galería, que está en el salón de Columnas del edificio del Consejo de Ministros, simboliza "más allá del fragor de la batalla política del día a día, la continuidad de la democracia".

Independientemente del valor simbólico que puedan tener los retratos de los políticos de la democracia, lo que parece claro es que la mayoría de ellos no es, desde el punto de vista de los entendidos, ni la sombra de aquellos gloriosos retratos cortesanos que en su día hicieron Velázquez o Goya. Y en algunos casos, el parecido con la realidad parece pura coincidencia.

Los precios, además, no son precisamente económicos. El de Cascos se acercará a los 200.000 euros, pero los otros, la mayoría, rondaron los 80.000 euros, que es la tarifa de uno de los retratistas más reclamados por los políticos y poderosos españoles, el gaditano Hernán Cortés Romero, por cuyo pincel han pasado los más relevantes del país.

El diario El Mundo calculaba ayer que la Administración pública se ha gastado 8,8 millones de euros en pinturas donde aparecen retratados los políticos de la democracia. Vaya mal cuadro económico."

Suma y sigue el despilfarro...

El sujeto pasivo
en respuesta
a Empecinado
29/04/12 (20:00)

Re: El retrato de José Bono para el Congreso costará 94.000 euros

Relacionados

Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar