Suscríbete a este hilo

La dudosa credibilidad de los sindicatos

Respuestas: 133

Ankaser
en respuesta
a Feinmann
14/02/12 (10:59)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

Como afirmas, se puede disentir, pero siempre desde el respeto, porque faltar el respeto y usar palabras ofensivas o malsonantes,lo sabemos hacer todos nosotros. Y procuramos evitarlo.
Respecto de los sindicatos, no creo que haya dicho que no son necesarios. Nada de eso. Lo que digo es lo que todo el mundo sabe, que no se han movido desde hace varios años y que se financian a costa de los demás. Y yo con eso no estoy de acuerdo. Y también he dicho que deberian haberse esforzado más en la negociación con los empresarios. Quizá las medidas adoptadas por el Gobierno no hubieran sido tan perjudiciales para los trabajadores. Si dejas que las otras partes negocien sin tí, ya sabes que no tienes nada que ganar y sí mucho que perder. Saludos

Fleischman
en respuesta
a Feinmann
14/02/12 (18:44)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

Creo que algunos habláis de LOS sindicatos y otros de ESTOS sindicatos. Los sindicatos son necesarios, igual que los políticos. Eso no significa que sean siempre buenos (las mutaciones son necesarias para la evolución, y fíjate que casi nunca son buenas).

De estos sindicatos que tenemos (o padecemos) cada uno opina según su experiencia. La mía no es muy buena, que se diga, aun siendo consciente de que mi limitada experiencia no es representativa de la realidad (como de todo lo demás). También tengo mala opinión de los políticos y de los curas, y buena de los médicos y los guardias civiles. Aunque si hubiera sufrido un error médico o estuviera arruinado a multas mi opinión sería diferente... Como dices, en un colectivo grande hay de todo (supongo que también en los empresarios).

En lo que te doy toda la razón es en que no hay que hacer caso a los medios de manipulación de masas. Ni en esto ni en todo lo demás... Yo hace años que dejé de comprar el periódico cuando en un suplemento de esos salmones ponían a los planes de pensiones como la mejor inversión del mundo ("la cantidad de impuestos que se va a ahorrar").

Feinmann
en respuesta
a Ankaser
14/02/12 (19:56)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

¿he faltado yo al respeto en algún momento? No creo, y si así fuese ya mismo me discupo, preventivamente, por si acaso.
Respecto a la segunda parte, te cuento las busuedas en google y lo que sale, que demuestra que no tienes razón. He hecho las busquedas (año) convocan manifestacion UGT OR CCOO

y salen:
Año resulados
---- ---------
2004 123000
2005 130000
2006 172000
2007 210000
2008 273000
2009 312000
2010 410000
2011 471000

¡vaya, los que no han hecho nada parece que si han hecho algo!

Ya te he explicado que ningún trato que hubiesen ofrecido hubiese sido aceptado por la patronal si no era la rendición incondicional, pues el gobierno siempre se pondria en un punto intermedio, con lo que la patronal ganaria mas. Eso es impepinable.

Feinmann
en respuesta
a Fleischman
14/02/12 (20:05)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

La mayoria de la gente lo que sabe de los sindicatos no es por la experiencia, sino por los medios de desinformación social. Por otro lado tambien es cierto que, a quienes hemos tenido alguna experiencia con ellos, pues cada cual cuenta la feria según la va. Yo, hace muchos años, los necesité y me respondieron bien. Ahora en mi empresa la practica que hay es buena, aunque considero criticable que no se tomen las horas sindicales a que tienen derecho para poder atender mejor los asuntos del personal.

Yo, cuando cojo un periodico, lo cojo para ponerselo en el fondo de la jaula del periquito. Mierda con mierda no desentona. Y si es de la prensa salmon ya ni te cuento.

Feinmann
en respuesta
a Desembolsado
14/02/12 (20:08)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

En el movimiento sindical pasa como en el politico: los trabajadores /ciudadanos han abdicado de la actividad sindical/politica, y luego se extrañan de lo que pasa. Si tu no te preocupas de la lucha sindical/politica alguien se ocupará por ti, y tal vez no sea en tu beneficio.

Falcata
en respuesta
a Ankaser
14/02/12 (21:27)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

utiliza los argumentos que quieras, pero si yo no puedo decir tonterías no las digas tu tampoco, si no se han movido a tu antojo, no digas que no se han movido, di que no se han movido A MI ANTOJO.

tontería es echar la culpa a los sindicatos del paro.

por esa regla de tres cuando había bonanza económica era mérito suyo.

absurdo.

14/02/12 (23:27)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

Noam Chomsky y Las 10 Estrategias de Manipulación Mediática

1. La estrategia de la distracción

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.
La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.
• “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto 'Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”.
Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar.
Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad.
O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos.
Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990:
• estado mínimo
• privatizaciones
• precariedad
• flexibilidad
• desempleo en masa
• salarios que ya no aseguran ingresos decentes,
...tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura.
Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato.
• Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente.
• Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado.
Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental.
Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante.
Por qué?
• “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos.
Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud.
• “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver "Armas silenciosas para guerras tranquilas")”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos.
Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto-desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción.
Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes.

Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente.
El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo.
Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Falcata
en respuesta
a Fleischman
15/02/12 (01:12)

Re: La dudosa credibilidad de los sindicatos

efectivamente, has hecho un comentario muy acertado, cada uno juzga o prejuzga colectivos según sus experiencias personales.

para mi tiene más valor la opinión basada en una experiencia, que desgraciadamente la opinión generalizada sobre un gremio o un problema que la gente se forma leyendo "el mundo" o "el país" que es la que impera.

y ahora, para mal de los sindicatos, hay corriente popular, o corriente de opinión, que lleva a hablar mal de los sindicatos, aunque no se sepa muy bien porqué...

por cierto la subvención a los sindicatos (A TODOS LOS SINDICATOS JUNTOS) sale a cada español a 31 céntimos al año.

Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar