Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Mi solución al desastre judicial

110
Publicado por Tristán el subastero el 21 de marzo de 2011

Aunque se que mi propuesta va a indignar a algunos, como lo prometido es deuda, hoy voy a aportar mi solución al insostenible desastre judicial español. A ver si conseguimos que portadas como la de "El jueves" no estén en el futuro tan justificadas como hoy.

En primer lugar me gustaría mencionar que casi todos estamos de acuerdo en que España necesita varias reformas estructurales para colocarnos en el lugar que nos corresponde entre los países más adelantados del mundo. Pero lo que apenas he oído mencionar es que, concretamente en España, la reforma estructural más importante y con mayor potencial de transformación del país es, precisamente, la reforma del sistema judicial. 

Necesitamos un sistema judicial capaz de dar respuesta en unos pocos meses a cualquier desencuentro legal. No me refiero a las grandes demandas civiles tipo "Torres Kio", "Gran Tibidabo" o "Forum Filatélico", sino a los pequeños y medianos pleitos, que podrían resolverse en semanas o meses porque las pruebas son aplastantes (letras firmadas, escrituras de hipoteca, etc.) pero cuya resolución se demora más de cuatro años la mayoría de las veces.

¿Cuántos acreedores legítimos se ven obligados a cancelar sus deudas por la mitad del principal porque saben que eso es mejor que meterse en un pleito de varios años tras el cual se colocarán, en el mejor de los casos, como el último de los acreedores embargantes? Este es el pan nuestro de cada día. Hay abogados que se han especializado precisamente en eso, en llegar a acuerdos que eviten el pleito a costa de que el acreedor se conforme con cobrar solo una parte de lo adeudado. Muchos morosos profesionales viven de eso, sabiendo que al final solo van a tener que pagar una parte de sus deudas.

Ignoro si existen estudios sobre el lastre que eso supone para la economía española, pero sospecho que es muy grande. Solo en el mercado del alquiler de viviendas, se calcula que más del 90% de los potenciales arrendadores prefieren cerrar sus casas que exponerse a los peligros que todos conocemos.

Hasta aquí he resaltado la importancia de tener un sistema judicial con sentencias previsibles y rápidas. El problema es cómo conseguirlo. Pero la solución la tenemos delante de nuestras narices aunque no la sepamos ver.

¿Acaso no funciona fenomenal el sistema español de Notarías y el de Registros de la Propiedad? Mi propuesta sería replicar dichos sistemas de forma que los jueces, una vez aprobada su oposición y designada la plaza en la que tienen que ejercer, simplemente tuvieran que contratar al personal del juzgado, tal como hacen los notarios o los registradores y a funcionar. Otros tendrían que hacerse cargo de juzgados existentes, como ocurre tantas veces con las contratas públicas, pero siempre con capacidad para despedir o contratar. Como en cualquier empresa.

Este Tristán es un cabrón neoliberal y lo que propone es introducir criterios de rentabilidad y de beneficio en un servicio público, QUIERE PRIVATIZAR LA JUSTICIA. 

Pues claro que quiero introducir criterios de rentabilidad, precisamente porque por tratarse de un servicio público, debemos procurar que sea rápido y eficaz y está archidemostrado que el camino más corto para conseguirlo es que los implicados directos se beneficien de ello. Y más aún si conseguimos que se haga sin costes extra ni para los ciudadanos ni para para la Administración, igual que las notarías y los registros.

En realidad lo que propongo es que se calcule el coste que tiene para el Ministerio de Justicia cada sentencia dictada por los juzgados y que el coste medio sea el precio que la Administración pague al juez por cada demanda, pero solo cuando la sentencia sea firme, haya sido ejecutada y se pueda archivar. De forma que si la sentencia es recurrida y tumbada en segunda instancia, sea esta segunda instancia quien cobre el precio y se quede el primer juez con un palmo de narices, así aprenderá que la Judicatura no está para hacer un uso alternativo del Derecho, sino para aplicar estrictamente la Ley. Si la sentencia es confirmada, cobra el primer juez y los honorarios del juzgado de segunda instancia los paga el recurrente, que así aprende que recurrir por recurrir y para dilatar los procedimientos no sale gratis.

Mi abogado siempre dice que es imposible predecir qué sentenciaran los Juzgados de Primera Instancia, pero que las Audiencias Provinciales están para poner las cosas en su sitio aplicando correctamente la Ley. Con la reforma que propongo se acabaron las sentencias creativas porque al juez le pueden suponer no cobrar por el trabajo realizado y entonces con qué dinero le pagaría el sueldo a los empleados del juzgado. Los jueces tendrían que ajustarse a Derecho y los eternos recursos disminuirían y todos ganaríamos con ello.

Lógicamente los futuros empleados judiciales ya no serían funcionarios, y de nuevo ganaríamos el resto de la ciudadanía. Menos funcionarios, menos impuestos. Simultáneamente, cuantas más sentencias dictadas, firmes y ejecutadas, más pasta gana el juzgado, miel sobre hojuelas, pasta para el juez, primas a la productividad para sus empleados que pueden ganar bastante más de lo que ganaban hasta ahora con el sistema actual, acreedores contentos y dispuestos a invertir aún más en sus negocios, etcétera. Todos ganamos y nadie pierde, bueno no, pierden los que hasta ahora se aprovechaban de la lentitud de la Justicia.

Para los que repliquen que esto es una barbaridad y que los experimentos hay que hacerlos solo con gaseosa, mi propuesta es que la reforma se aplique solo a los juzgados de nueva creación, hasta que los dichos "juzgados reformados" representen un máximo del 5% sobre el total de juzgados. Cuando la ciudadanía compruebe que ese 5% de los juzgados se cepilla tranquilamente el 25% de la carga de trabajo y que sus estadísticas de sentencias recurridas y tumbadas se reduce casi a cero, entonces habrá llegado el momento de llevar a cabo la reforma total.

Lo que le pido a los pocos lectores que aún me quedan es que piensen en esta propuesta sin etiquetas y teniendo en la cabeza exclusivamente los resultados previsibles de la misma, sin entrar en ideologías ni en politiqueos. A muchos les da grima la palabra "privatización", como si significara que el ciudadano va a perder parte de sus derechos o va a tener que pagar por ellos. Nada más lejos de mi intención. En este caso, el ciudadano no tiene por qué pagar nada más de lo que ya paga y sus derechos se van a ver incrementados con una resolución más rápida de sus conflictos judiciales y con una inmediata disminución de la conflictividad judicial.

En los años ochenta había muchos que parecían encantados con la gran utopía comunista, un sistema totalitario y criminal que tiranizó a la mitad de los europeos y engaño a parte de la otra mitad. Esta propuesta no va dirigida a los nostálgicos de aquel gulag, los cuales seguro que están vomitando de asco al leer estas líneas. No, ellos jamás aceptarán que LA ÚNICA Y VERDADERA UTOPÍA ES DISFRUTAR DE UNA JUSTICIA VERDADERA Y RÁPIDA y que lo importante es alcanzar ese objetivo sin detenerse en si alguien se beneficia o no por el camino. El resto son monsergas.

 

Etiquetas: critica · legislacion · sistema judicial · justicia



Añadir comentario
110
Comentarios
1 Feinmann
22 de marzo de 2011 (00:17)

Supongamos que yo soy juez, y que voy a ganar dinero con una sentencia. Si es un juicio entre alguien de pasta contra alguien que no tiene pasta, eso se va a reflejar en el cache de los abogados. Como el abogado caro seguramente será mejor que el barato y si sentencio contra el rico recorrirá y me arriesgo a perder dinero, pero el abogado barato seguramente no recurrirá, pues haciendo un sencillo análisis de riesgos y costo-beneficio sentencio a favor del rico, independientemente de quien tenga razón.

Buena solución para tener una solución rápida, pero no tengo tan claro que vaya a dar una justicia justa.

Por cierto, los notarios son funcionarios que cobran mediante arancel. ¿porque no se generaliza la forma de trabajo? ¡Ya les gustaria al resto de los funcionarios cobrar como los notarios!

Me gusta (3)
2 Draco
22 de marzo de 2011 (00:42)

Algunos te llamarán loco y chiflado, que no te quepa duda. También decían eso de muchos pioneros, es el miedo a los cambios. Por lo menos propones soluciones claras y firmes a un problema que vemos que es gordo. Tu propuesta va a levantar muchas ampollas, sobre todo entre muchos chupócteros que alimenta el sistema. La medida me encanta porque los productivos que se ganan realmente las alubias diariamente saldrían muy beneficiados. Quizá ganasen más, estarían más incentivados a hacer las cosas bien. Ya se encargaría alguien de largar a los del los 2 cafés y paseos injustificados. Solo hay una cosa que me tira para atrás, que el dinero esté en la misma mano del que dicte las sentencias. Esto puede acabar perturbando el juicio justo de algunos. Coincido en que el sistema que propones de los recursos regularía este asunto y evitaría infinidad de recursos. Aún así miedo mete, y en un país donde las medidas impopulares se miran con lupa, más de uno se echaría a temblar solo con que llegase a su mesa la idea de proponer algo así.

Esto no tiene que ver directamente con el tema que se trata, o en cierto modo si. Voy a echar una lanza en favor de los funcionarios de justicia de Valencia, por lo menos de los funcionari@s del departamento de subastas. Hace un tiempo salieron unas imágenes de algunos funcionarios fichando a primera hora y largándose acto seguido, se supone que aparcar, aunque no quedaba muy claro. Bueno pues doy fe que la oficina de subastas donde están centralizadas las de Valencia es una de las más eficientes en las que he estado, son bastante efectivos y muy correctos en el trato. Por el comportamiento de algun@s no se puede echar a la pira a tod@s.

Pd: Se de algún notario que ha perdido su casa.

Me gusta
3 Sáenz
22 de marzo de 2011 (02:21)

¡Anda! ¡Si coincidimos en la solución! (mira mi comentario a tu entrada anterior). Me alegra no sentirme solo, porque cuando lo voy proponiendo por ahí la gente me pone cara rara...

Habría que estudiar por qué se acude tan poco a las subastas notariales o al arbitraje, que son figuras relacionadas con esto. Supongo que porque la justicia es gratuita y lo otro no. Además, todos los cuerpos presentan sus vicios. Así, me comentaba una amiga especializada en arbitrajes que los árbitros tienden a soluciones salomónicas*, para no cabrear demasiado a ninguna de las dos partes y así poder contar con ellos de nuevo como clientes en el futuro.

Cada vez que alguien me dice, para chinchar normalmente, "a los notarios y registradores les ponía un buen sueldo y todos funcionarios". Siempre respondo que muy bien, que pongan a un notario el sueldo de un abogado del estado, y trabajará lo que un abogado del estado.

* mal llamadas salomónicas, porque Salomón no pretendía dividir el niño, sino descubrir a la madre con esa argucia.

Me gusta
4 Sáenz
Sáenz  en respuesta a  Feinmann
22 de marzo de 2011 (02:33)

El análisis económico del derecho es interesantísimo. En el caso concreto, no estoy nada seguro de que los ricos recurran más, pero aun siendo así se podrían buscar soluciones. Todo es cuestión de diseñar un régimen de incentivos adecuado.

El que la justicia sea justa no tiene por qué estar reñido con que sea rápida. Los registradores, con sus cosas criticables, hacen una función muy parecida a la judicial y son rápidos.

Respecto a generalizar el sistema arancelario, no creo que fuese una locura poner a los jefes de servicio a cobrar por arancel y los subordinados contratados por aquéllos. Ahora, dado lo heterogéneo de las funciones que desempeñan, habría que ver dónde se puede aplicar y dónde no.

Me gusta
5 Rastaman
22 de marzo de 2011 (09:42)

Totalmente de acuerdo, Tristan escupes verdades como puños.
Yo iniciaria la prueba con los asuntos puramente civiles y pospondría los penales.
En contestación a Feinmann no se que percepción tiene del % de tipo de causas juzgadas pero la mia es la siguiente: X presta dinero a Y,que no se lo devuelve conforme a lo establecido en el contrato que firmo 50%, A alquila algo a B, que no paga lo que se estipulo en el contrato 30%,y otros...Segun lo veo yo no se trata del argumento ñoño del rico aprovechándose del pobre, sino de un caradura que incumple lo pactado y amparándose en la justicia actual torpedea el desarrollo economico del pais y espanta a potenciales inversores extrangeros.

Me gusta
6 Vuelva usted mañana
22 de marzo de 2011 (11:08)

Para asuntos civiles, totalmente de acuerdo. Para asuntos penales, no.
Y no alargo la respuesta porque como es de sentido común, no hace falta.

Me gusta
7 Charles knigth
22 de marzo de 2011 (11:25)

Sin duda creo que es una buena solución, válida para llevar a cabo en un país europeo. Desde mi punto de vista en España no estamos preparados para privatizar la justicia.

Esto acabaría en corrupción liderada por los partidos politicos, seguida de caciques locales amparados por los partidos politicos de nuevo.

La solución seria bajar el sueldo al funcionariado y que funcionaran por primas o bonus en función del trabajo realizado y su eficacia, con esto creo que se seguiría manteniendo la igualdad en la justicia ( sí es que algun vez fue nuestra ) y se agilizaría toda la burocracía de este país.

Me gusta (2)
8 Credissa
22 de marzo de 2011 (11:30)

Lo único que está claro es que los que se están beneficiando de la dilatación de los procedimientos, bien sea por la lentitud de los Juzgados en el desempeño de sus funciones, por la saturación de procedimientos en los mismos, porque no se crean más Juzgados o por la artimañas y tretas jurídicas que utilizan unos pocos (como por ejemplo solicitar la Justicia gratuita 3 días antes de la subasta o del lanzamiento y así se suspende y se dilata la diligencia) los únicos beneficiados de todo esto son los morosos, y me refiero a los morosos profesionales, a los que no pagan no porque no pueden sino que no pagan por costumbre (veaseel matrimonio que ganan entre los 2 3000 € la cuota de la hipoteca son 700 € y no la pagan y están hasta arriba de enedeudamiento de préstamos y trajetas, viviendo como ricos.
En cuanto a tu propuesta Tristan sin entrar en el fondo del asunto que es complejo, pero es una posible solución, para mí está claro que si los Juzgados fuesen gestionados como una empresa privada, digo que se gestionen como ellas y NO que lo sean, otro gallo cantaría. En pocas empresas privadas veo yo la desidia que se ve en los Juzgados y la mala hostia que tienen los funcionarios que están quemadísimos.
Lo que es evidente es que tiene que haber una transformación de la Justicia, que se creen más Juzgados, que se cumplan los plazos acordados en la Ley, para dictar Sentencia, para ejecutarla etc... en fin más dinamismo y que los pleitos se resuelvan en un espacio de tiempo prudencial, porque habrá muchos temas complejos pero otros que en 2 días se resolverían (ej: como han mencionado un impago de una letra de cambio debidamente acepta). Salu2 a todos y Tristán los lectores que te seguimos estamos deseosos de leer tus nuevas publicaciones.

Me gusta
9 Sam32
22 de marzo de 2011 (11:59)

Yo creo que es más fácil que todo eso,simplemente con que se hicieran medidas
para controlar la productividad de los funcionarios,los mismos usuarios de
la justicia los pudiesen puntuar y hacer saber su satisfación con
el funcionamiento de dicho juzgado y se estableciese la posibilidad de despedir fulminantemente a
sus integrantes si no cumplieran las expectativas de los ciudadanos,
Otro gallo cantaría,se acabaron las caras de mala leche y las tonterías de algunos.
Igual que hay inspectores de hacienda podrian crear el cuerpo de inspectores de juzgado
que solo nombrar su visita hiciera palidecer al juez o secretario mas pintao.
Es demasiado bonito para ser verdad asi que seguiremos soñando.

Me gusta
10 Jerry55
22 de marzo de 2011 (12:51)

Enhorabuena
Me gusta la idea, clara y concisa.
Si algún día se llevase a cabo, conseguiríamos que nuestra idea de la justicia cambiase.

Me gusta
11 Jotaerre
22 de marzo de 2011 (15:26)

De hecho, como comenté no hace mucho, en Francia, por ejemplo, las ejecuciones las lleva un profesional (el "Hussier") que cobra al ejecutante por ello y es el primer interesado en ir al grano.

Ése es el tipo de figura a que aspiran reconvertirse muchos Procuradores, en vista de que sus días como tales están contados.

Pero la profesionalización de los jueces no la veo tan clara; me suena a la tan recurrente petición de que lo sean los árbitros de fútbol: si son malos, ni dedicándose en exclusiva y por el parné a ello van a dejar de serlo.

Me gusta
12 Tristán el subastero
22 de marzo de 2011 (15:58)

Gracias a todos por vuestros comentarios y vuestro apoyo. Pero hecho en falta más opiniones en contra, incluso críticas feroces (mientras sean respetuosas). A ver los disidentes, que seguro que los hay -tiene que haberlos- no os cortéis, que sin vosotros no hay debate.

Me gusta
13 Maerbale
22 de marzo de 2011 (16:00)
Me gusta
14 Tristán el subastero
22 de marzo de 2011 (16:07)

Hola Vuelva usted mañana.
A mí también me daría algo de reparo introducir la reforma directamente en los Juzgados de Instrucción y en los Penales, pero si primero se aplicara en el 5% de los de Primera Instancia, eso daría lugar a ver los posibles defectos y a pulirlos. Es posible que entonces se pudiera introducir también en los asuntos penales. Al fin y al cabo el sistema se sostiene en que si el juzgado se retrasa cobra más tarde y si se equivoca no cobra.

Sin embargo no contemplo este sistema para las instancias superiores, Tribunal Supremo y Constitucional, aunque habría que idear algo porque el actual sistema de cuotas políticas hiede.

Me gusta
15 Jotaerre
22 de marzo de 2011 (16:07)

¿Que quieres caña, Tristán? Pues no me pongas como ejemplo a los registradores de la propiedad, ¿acaso no sabes que, al amparo de la facultad que la LH les concede -ya algo recortada- para revisar la legalidad de los procesos judiciales y las escrituras notariales, pueden retrasar sine die lo que es el simple cumplimiento de un mandamiento judicial o la inscripción de una escritura?

Me gusta
16 Tristán el subastero
Tristán el subastero  en respuesta a  Jotaerre
22 de marzo de 2011 (16:11)

Yo mismo soy una víctima cada vez que un registrador me rechaza una inscripción porque le falta algo al título, pero le culpo más a la negligencia judicial que a la estrechez de miras de algunos registradores. Si los documentos salieran correctamente redactados del juzgado todo iría de perlas.

Me gusta
17 Jotaerre
22 de marzo de 2011 (16:21)

No me convencerás: si presentas el documento a registro es porque a tí, o tu abogado, ya le parece suficiente ¿si no, para qué lo presentas, pudiendo pedir que se subsane antes?
Luego viene el registrador y le espeta al Juez en la cara "tú serás Juez, habrás tardado años en llegar a una solución justa al problema, pero lo que dictas no tiene efecto alguno hasta que yo lo acepto, chúpate ésa, moreno"

Me gusta
18 Tristán el subastero
Tristán el subastero  en respuesta a  Jotaerre
22 de marzo de 2011 (16:34)

Claro que trato de encontrar los fallos antes de entregarlo al Registro, de hecho a veces se lo devuelvo a la funcionaria del juzgado según me lo entrega, pero siempre puede escaparse algún detalle. Concretamente en los Mandamientos de Cancelación el error más común es no mencionar si con el precio de adjudicación ha sido suficiente para que el acreedor cobre la deuda y que el sobrante se ha quedado ingresado en la cte cte del juzgado. Esa tontería se la saltan la mitad de los juzgados y sin ella no hay cancelación que valga.

Los registradores son inocentes porque su trabajo de cancerberos les obliga a ser muy estrictos con los documentos que inscriben.

Me gusta
19 Jotaerre
22 de marzo de 2011 (16:48)

Que no, que no, que de inocentes no tienen nada, son más papistas que el Papa porque sufren un complejo de inferioridad respecto a los jueces y así se vengan.
La frase más sintomática es la que me dijo un sustituto tras infinitos intentos de inscribir un auto de reanudación del tracto sucesivo ante el titular del registro: "si no perjudica a nadie, yo lo inscribo tal cual".

Me gusta
20 El cid
22 de marzo de 2011 (18:19)

Es como si a un policia le pagasen por delitos resueltos (cuantas pruebas se falsearian?
o por denunicas puestas, ¿cuantas se inventarian
o a un medico por altas (uno que viene con un fractura en un dedo y se le ve un cancer de piel ¿que se le haría?
un juez intentaria contentar a todos o a los mas poderosos para evitarse complicaciones
un bombero por incendios apagados ...
si los profesores cobraran por resultados de sus alumnos cuantos tendriamos las respuestas antes del examen
los funcionarios tienen el puesto fijo y su salario para ser inquebrantables ante las presiones externas (sobre todo politicas.
.
.
.
para todas esas trampas ya está la clase politica y los periodistas (menos mal que hasta ahora tuvimos internet que sera cuando la regulen....

Me gusta (1)



Tristán el subastero

Tristán el subastero

Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.




Twitter
RSS
e-Mail
Facebook







Sitios que sigo



Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.