El seguro. Luces y sombras
Artículos sobre seguros, los productos financieros y el consumidor.

EL AUTOSEGURO NO ES UN SEGURO DE AUTOS

6
Publicado por Avante el 03 de marzo de 2009

El autoseguro no es sino la retención del riesgo. Ello significa que en lugar de transferirlo a entidades especializadas ( aseguradoras o cautivas) se opta por asumir directamente el coste de las consecuencias derivadas de la materialización del riesgo con cargo a recursos propios.

Exige CAPACIDAD FINANCIERA ya que supone costear mediante recursos propios el riesgo. Si la tarea de la Gerencia de Riesgos es el mantenimiento de la capacidad financiera y productiva de la empresa y ( con ello ) garantizar su supervivencia, es totalmente lógico concluir que sólo deberá recurrirse al autoseguro en caso de que exista un FONDO de obligada constitución, sometido a un cierto interés y con total liquidez. Hoy día, por cierto, las empresas deben reflexionar muy seriamente acerca de la conveniencia de tener dichos fondos comprometidos y no disponibles para otorgar liquidez a la actividad y operativa propias de la empresa.

Dicho fondo deberá reunir una serie de requisitos:
• Deberá prever la intensidad del siniestro, del daño causado y, en consecuencia, del importe máximo a provisionar. Se tendrá que tener en cuenta que el riesgo debe ser acotado y deberá contemplar la existencia de un cierto grado de dispersión evitando cúmulos.

• Deberán existir estadísticas fiables satisfactorias, tanto en intensidad como en frecuencia. A lo largo de un periodo determinado que permita evaluar adecuadamente dichos factores y sus plazos de retorno. Este es el llamado Tiempo Representativo. Desgraciadamente pocas son las empresas que gestionan con un cierto procedimiento el conocimiento de sus riesgos y la frecuencia con que se manifiestan.  Lo que no se puede medir se desconoce, por definición y, en materia de Gerencia de Riesgos es inasumible recurrir al autoseguro a ciegas.

• La estadística también comportará el importe acumulado, permitiendo conocer las pérdidas y beneficios alcanzados con el autoseguro y, además, las causas del siniestro, su estacionalidad o ciclos  a fin de administrar y planificar dicho fondo.

El autoseguro sólo tiene por objetivo el ahorro de costes de carácter financiero. Deberán considerarse factores externos que influyen en su conveniencia:
• Hoy a la empresa le preocupa su masa de inmovilizado, y el fondo lo es.

• La inversión en seguros (no son un coste) si se ha hecho la contratación adecuada, suficiente y necesaria supone un ahorro de costes y suprime la necesidad de incrementar inmovilizados.

• El objetivo del autoseguro debe ser flexible y adaptado a cada riesgo y su idiosincrasia; ello exige un elevado nivel de vigilancia y administración.

• Dentro del objetivo del autoseguro debemos incorporar circuitos alternativos que supongan un incremento de la seguridad.

• En cualquier caso, si se recurre al seguro como solución para el tratamiento de los riesgos, es extremadamente importante depositar la confianza en aseguradores y reaseguradores de elevada solvencia y en la gestión de un mediador (visión de conjunto) que sea capaz de administrar el programa de seguros con eficiencia y solvencia profesional. De hecho, un buen mediador representa la externalización del departamento de gerencia de riesgos con una notable disminución de costes.

Debemos, finalmente, considerar ciertas limitaciones a la hora de pensar en el autoseguro como posible solución:
• Existe una cierta inercia o pereza dificil de vencer en el empresario a la hora de montar adecuadamente el programa de autoseguro y su fondo (especialemente, este último).

• El fondo no es un gasto deducible en el Impuesto de Sociedades.

• Frecuentemente existe inexperiencia o falta de estadísticas suficientes para valorar el fondo necesario.

• Deberá existir un volúmen adecuado que compense recurrir al autoseguro y que suponga un ahorro importante respecto a la transferencia histórica al seguro.

A nivel privado o particular pocos son los patrimonios que pueden permitirse el lujo del autoseguro salvo frente a riesgos de nula trascendencia (la rotura de un cristal o la avería de un ordenador). Por el periodo de retorno del presunto ahorro alcanzado recomiendo olvidarse del autoseguro en el seno de una familia. 

Etiquetas: autoseguro · seguro · autos



Añadir comentario
6
Comentarios
1 Fernan2
12 de marzo de 2009 (17:26)

Existe autoseguro particular?? Yo cuando he visto el título, daba por hecho que el autoseguro sería para muy grandes empresas; a mí me ha venido a la cabeza McDonalds, y he pensado que sí podría hacerlo para riesgos que pudieran afectar a un centro específico (me da "cosa" llamarles restaurantes), como incendios o responsabilidad civil por accidentes, pero no para asegurar riesgos que puedan implicar a toda la cadena (p.ej. intoxicación por ketchup tóxico).

s2

Me gusta
2 Avante
12 de marzo de 2009 (18:06)

Fernan2: tu comentario me viene de perlas para desarrollar dos cuestiones. A por curro:
- AUTOSEGURO PARTICULAR podemos entenderlo como el autoseguro que hacen las familias y está clarisimo que la gente lo practica... ¡mal! Estoy flipado de ver en mi correduría a la gente interesada por asegurar el cristalito del coche (cuya rotura cabrea pero no "arruina") en lugar de dedicar dicha prima al incendio y robo (riesgos por los que si puedes quedarte sin coche). En casa, igual: prefieren tener cubiertos los primeros 150 € ("¡lo quiero sin franquicia!") pero cayendo en el infraseguro "porque no puedo pagar tanto", con lo cual tienen garantizados 150€ pero corren un riesgo de miles de euros... Todo eso es autoseguro privado o particular.
- AUTOSEGURO en la empresa: existen empresas que tienen una gran cantidad de patrimonio y extraordinariamente disperso. Imaginemos que los "restaurantes" de McDonalds (solo he ido una vez y dejó un recuerdo imborrable) no fueran franquícias. Desconozco cuantos centros tiene esta cadena pero incluso dispone de un indice propio (verlo en http://www.economist.com/displaystory.cfm?story_id=E1_GJSNQSS ) para analizar la situación de precios en el mundo. Los centros tienen que ser miles. Bien: en dicho supuesto, el CEO de McDonald's podría plantearse perfectamente a la luz del historial de siniestralidad de sus centros y realizando proyecciones estocásticas de evolución de la siniestralidad lo siguiente: "si tengo que gastarme más dinero en primas de seguro para asegurar todos mis locales que lo que me cuestan los siniestros que soporto, entonces me quedo con las primas y gestiono los siniestros contra mi cuenta de resultados; si el comportamiento estadístico es fiable (ley de grandes números) ahorro dinero y si no, pues voy a disponer un fondo de contingencias, unas provisiones, para posibles desviaciones". Eso sería autoseguro puro y duro. Si quiere profesionalizarlo, monta una compañía cautiva en un paraíso fiscal y asunto resuelto.

En este escenario, como bien indicas, lo que falla son los siniestros que puedan afectar a un volumen de centros importante en escenarios donde la cultura de la reclamación esté desarrollada. En este caso, lo que se hace es asegurar fuertemente los tramos altos de riesgo y se aceptan franquicias elevadas mediante productos llamados excess loss. Es decir el asegurado asume directamente las pérdidas hasta un punto crítico pactado en el que el exceso de pérdidas que no es tolerable retener y que afectaría gravemente a las cuentas de la empresa, es transferido al seguro. Este sistema de "franquicia a lo bestia" ahorra mucho dinero en primas.
El esquema básico para evitar que en la franja de franquicia se produzca mucha siniestralidad se controla mediante procesos y controles muy rígidos. Un ejemplo lo tenemos en Unión City, en Georgia (EE.UU.) donde una empleada de McDonald's durmió en la cárcel por pasarse con la sal.
Este esquema de procedimientos rígidos conduce a la automatización de las reacciones del personal que, en ciertos mercados legales como el español, empiezan a representar riesgos adicionales en el ámbito de las prácticas de empleo al anular completamente al empleado como persona lo cual es otro foco de riesgo para el empresario.
Te invito a visitar en este blog otro artículo donde hablo de la McDonalización en http://www.rankia.com/blog/seguros/2008/11/cmo-llamarles_17.html

Me gusta
3 Anonimo
Anonimo
01 de junio de 2009 (20:46)

Estoy interesado en implementar un tema de autoseguro para mi empresa dedicada a la renta de autos, y me queda la duda de si existen requisitos a tomar en cuenta para la constitución de la sociedad que prestara estos servicios, y muy importante, si es necesario obtener alguna autorizacion por parte de la Comision Nacioanl de Seguros???

Me gusta
4 Avante
01 de junio de 2009 (23:12)

Estimado Mario: intuyo que se refiere en su mensaje a la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas de México.
De ser así no estoy capacitado para orientarle dado que mis conocimientos se limitan a la Legislación vigente en España.
Le sugiero que contacte con algún bróker de prestigio en su área de residencia y solicite su ayuda.
En caso de que se refiera a España estaré encantado de orientarle.
Un saludo y gracias por consultar.

Me gusta
5 Jaumet
02 de junio de 2009 (03:24)

Estimado Carlos agradezco tu honestidad y eso hare.
saludos,

Me gusta
6 Jaumet
14 de junio de 2009 (08:58)

Pues estoy pensando hace dias el mismo tema he pensado en contratar la poliza de responsabilidad civil y crear un fondo ya que estoy evitando la siniestralidad de la poliza al maximo para que esta no incremente cada año por lo que solo hago reclamos cuando son muy grandes que no suceden muy frecuentemente al año son como 5 perdidas totales y me he dado cuenta de que estoy perdiendo la mitad de lo que pago en primas por lo que he pensado que con esa otra mitad que me ahorraria podria equipar un taller para reparaciones mayores y evitar el robo con la implementacion de sistemas de GPS en las unidades.

La inversion inicial es la otra mitad que estoy pagando de mas pero el taller, el GPS solo se paga un año y te queda en propiedad, mientras que el seguro es halgo de nunca acabar.

El unico tema que estoy viendo como lo resuelvo es el que cuando una persona colisiona un vehiculo nuestro y el piloto del vehiculo mio no tiene la culpa ya que aqui no es obligatorio el seguro de responsabilidad civil.

Me gusta
7 Galderkabik
Galderkabik  en respuesta a  Avante
18 de junio de 2013 (09:55)

Buenos días Carlos, en primer lugar agradecerte la aportación que haces en diversos foros sobre tantos aspctos del mundo de los seguros.
En el caso del autoseguro siempre se habla de autoseguros a nivel empresarial o particular. No he leido nunca de un autoseguro entre un grupo de particulares, me explico: se juntan un grupo de 50 personas que se "autoaseguran" siniestros hasta X importe y contratan hacen un especie de excess loss contratando con una aseguradora siniestros superiores a dicho importe.

Tengo mis dudas sobre la legalidad del mismo, pero entiendo se podrían conseguir descuentos importantes al ser los pequeños siniestros los que aumentan de forma importante los gastos de gestión de las aseguradoras.

Que opinais?

Me gusta
8 Avante
Avante  en respuesta a  Galderkabik
20 de junio de 2013 (00:54)

Hola Galderkabik,

Gracias por tu amable comentario :-)

Veamos, para contestar a tu planteamiento tenemos que tener en cuenta varios elementos clave:
1.- el seguro es un instrumento financiero, por lo tanto su respuesta se basa en la existencia de un capital que se compromete ante el riesgo. Por tanto se requiere ese capital.Considerar que se puede abordar la acción de un asegurador sin exponerse (es decir, sin arriesgar capital, es un error grave de partida).
2.- el seguro sigue un comportamiento estocástico, es decir, estadístico pero ... evolutivo, sensible a factores ambientales o de contexto imprevistos y, por tanto, es preciso un cierto respaldo actuarial y unos recargos de seguridad para tener la tranquilidad de que una desviación en los resultados no implica la imposibilidad de responder según lo dispuesto en los contratos.
3.- otro elemento clave del seguro es que se basa en la Ley de los grandes números. Si metemos una moneda en una máquina tragaperras puede ser que saquemos el premio gordo o que la perdamos pero si metemos un millón de monedas se cumplirá la estadística fielmente y perderemos - siempre - el 30% por el simple hecho de que solo da el 70% en premios. Si trabajamos con 50 o 100 "asegurados" las desviaciones de siniestralidad son terribles mientras que si calculamos sobre 100.000 los numeros más o menos salen. Por tanto es muy arriesgado considerar que retener un riesgo de alta probabilidad para un colectivo pequeño es fiable y ... rentable.
4.- a esto hay que sumarle la naturaleza del colectivo, su homogeneidad y la posibilidad de un cúmulo. Me explico: imaginemos que una empresa tiene 100 ejecutivos. Deciden poner cada uno 1.000 € para que en caso de que uno de ellos fallezca proteger a su familia; si salen de la empresa recuperan su dinero y si alcanzan la jubilación con vida... también. Parece un buen sistema. Un día salen todos ellos rumbo a Cancún para celebrar la reunión anual de ventas y el avión se estrella con todos ellos a bordo. En este caso el sistema de protección diseñado se mostraría sumamente ineficaz pero ocurriría lo mismo si son 10 o 5 los fallecidos.
5.- luego tendríamos otro tema a debatir que sería el tratamiento fiscal de esa operación pues al no ser aseguradora debería tratarse como una donación. Un sistema caro, por cierto.
6.- pero, además, tendríamos otros problemas como la seguridad y el control de acceso a los fondos, su titularidad, la posible sanción si se entera la DGSyFP dado que la actividad aseguradora requiere autorización y supervisión pública, posibles conflictos de intereses entre los particulares adheridos y un largo etcétera.

En este sentido considero que es una idea interesante sobre el papel pero que es mejor que sea tratada por entidades especializadas y con fuentes de capital suficientes para parar el golpe si las cosas van mal. Tengamos en cuenta que las aseguradoras no las tienen todas consigo y, por ello, ... acuden al reaseguro. Como decía Chesterton "la aventura puede ser loca pero el aventurero cuerdo".

Los grandes grupos empresariales suelen recurrir a fórmulas como la constitución de aseguradoras cautivas, frecuentemente ubicadas en paraísos fiscales por motivos que poco tienen que ver con el patriotismo como puedes suponer. Asimismo hay quien recurre a los TAR o Alternativas a la Transferencia de Riesgos como pueden ser el Reaseguro Finito, las Coberturas de Descuento prospectivas o retrospectivas, Derivados de Seguros, Fondeo de Siniestros, Bursatilización, etc. Es decir, hay mucha más vida inteligente que las típicas pólizas pero precisan de una gestión especializada, arriesgada y carísima. Tiene que haber mucho volumen y grandes reservas de capital disponibles para jugar en esta liga.

De un modo más sencillo y "racional" conozco otra fórmula que es interesante y que se está desarrollando ya en Alemania y consiste en la mutualización de franquicias. Sabemos que la franquicia puede reducir de forma importante la prima a pagar. Por otra parte si estamos en un colectivo relativamente homogéneo y con un comportamiento estadístico conocido es relativamente probable que el ratio siniestros/póliza sea conocido. En estas condiciones lo que se hace es que se pacta una franquicia importante por parte de todos los interesados; imaginemos que aseguramos 500 camiones con una franquicia de 12.000€ lo cual provoca que el precio del seguro de daños (todo riesgo) se abarate un 60% (me lo estoy inventando, ojo). Si la estadística nos dice que un 10% de esos vehículos sufrirá un accidente hay que calcular que lo sufrirán 50 camiones con un importe máximo de 12.000 € a soportar por unidad en concepto de franquicia. Por tanto el límite de riesgo a "autoasegurar" colectivamente es de 50*12.000 = 600.000 € ; a dividir entre 500 camioneros = 1.200 € A partir de aquí hay que calcular el ahorro medio; si es mayor (bastante mayor) que 1.200 € vale la pena correr el riesgo y en caso contrario es mejor que lo corra el asegurador.

Pero ¿qué ocurrirá si hay una concentración de tractoras y se produce un incendio que daña a 6 camiones? Pues que ese año podemos tener 56 siniestros por lo que nos faltarían 72.000 € lo cual no es una broma. Así que no podemos cobrarles 1.200 € a cada camionero sino que debemos incluir un recargo de seguridad y cobrar, por ejemplo, 1.500 € lo que nos permitiría tener un margen de desviación del 30% aproximadamente. ¿Y si sobrepasa el 30%? Estamos otra vez ante la necesidad de capital. De todas formas lo que acabo de describir no dista mucho de ser una mutua de seguros a prima variable ¿verdad?

Por último responderé a lo de los pequeños siniestros. En general estos son fruto de una mala política preventiva, especialmente si son redundantes. Uno de los primeros pasos en cualquier progrma de gerencia de riesgos consiste en intentar minimizar o incluso suprimir la probabilidad de siniestro. Eso es posible también en hogares (esa puerta de cristal que ya se ha roto 3 veces no necesita un cristal igual nuevo sino poner un cristal laminado, asumiendo la ridícula diferencia de coste, y asunto arreglado). En las empresas con vehículos los conductores que causan accidentes siempre son los mismos pero el empresario lejos de adoptar medidas correctoras o incentivadoras se mosquea con el seguro cuando le suben la prima por mal comportamiento (miopía).

En todo caso tu propuesta podría funcionar dependiendo del caso concreto que se analiza; en otros sería casi suicida.

Ayer en mi despacho aseguramos un coche nuevo a todo riesgo con franquicia de 180€ por 160 € al año. ¿Puede competir con esto un particular mutualizando pérdidas con unos cuantos amigos? Creo que no.

Un abrazo y gracias por consultar.

Carlos Lluch

Me gusta



Avante

Avante

Artículos y comentarios que hablan del seguro, los productos financieros y el consumidor desde la óptica de un corredor de seguros.




Twitter
RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.