Bitácora de crisis
La crisis económica en tiempo real

20N: IU o la propuesta rebelde

27
Publicado por Macroymicroblogger el 09 de noviembre de 2011

A la hora de entrar a fondo en un programa electoral, me encuentro con una dificultad que proviene de mi deformación académica: para mí (casi) todo es Economía. Por simplicidad, en este blog estoy valorando los apartados denominados “Economía” y/o “Empleo” pero es evidente que el resto del programa también contiene materia con repercusiones económicas claras, empezando por la educación o la sanidad y terminando con la reforma electoral y los aspectos de refuerzo democrático. Con razón, a los economistas se nos acusa de tener una visión demasiado economicista de la realidad pero es que las personas estamos todo el día eligiendo, tomando decisiones que implican costes y beneficios de naturaleza monetaria o real. De ahí que los programas llamados de derechas resulten tan fríos y descorazonados al reducir la realidad a euros. Por el contrario, los programas de izquierdas apelan a conceptos alternativos como la voluntad política, los valores, los derechos conquistados… y, así, se dotan de una apariencia más humana.

Pues bien, el discurso y los programas de izquierdas aportan aire fresco pero, si se apoyan en un análisis falso de la realidad, no contribuyen a solucionar problemas. Con todos mis respetos, considero que esto es lo que ocurre con Izquierda Unida y sus socios en las próximas elecciones generales. Culpan al bipartidismo cuando el problema es la indiferencia y la falta de compromiso de los votantes. Culpan a la desregulación cuando han fallado todos los reguladores. Culpan al capitalismo financiero cuando sobran subvenciones a sectores estratégicos y grupos de presión varios y faltan mecanismos para que cada cual asuma sus propias responsabilidades. Culpan al empleador por no ser el tipo más altruista del mundo. Y, como consecuencia de todo este diagnóstico, deciden que hay que rebelarse contra todo lo anterior, como si los culpables tuvieran la solución a nuestros problemas.

Con esto no quiero decir que en el programa de IU  no haya ideas interesantes y, desde luego, mucho más concretas que en otras formaciones. En mi reciente serie de propuestas, me atreví a sugerir que un buen número de desempleados podrían ser ocupados en empleos verdes, transformando la prestación a fondo perdido en un salario que, probablemente el sector privado no podrá ofrecer por falta de rentabilidad. En este caso, estoy de acuerdo en que el sector público aporte fondos para crear empleos socialmente rentables pero, claro: debería ser a costa de otras partidas que no se especifican en el programa. IU cuantifica en 300.000 los empleos posibles en el sector forestal, 200.000 en rehabilitación sostenible y 170.000 en servicios sociales y dependencia, todos ellos en 2012, con una inversión de 40.000 millones de euros que se podrían ir recuperando en forma de impuestos y cotizaciones. La idea es bonita pero no sabemos si los 40.000 millones del ala se van a detraer de otras partidas presupuestarias delicadas – no basta con eliminar gastos suntuarios- o se va a recurrir al crédito (con el consiguiente efecto crowding-out) o a la deuda pública (y ya sabemos que los mercados no entienden igual la diferencia entre gasto público e inversión).

En cuanto al plan de reparto de empleo, soy partidario de racionalizar jornada pero no precisamente recurriendo a la ley, ya que no todos los puestos de trabajo son troceables. Ya estoy viendo a los departamentos de I+D laboral buscando fórmulas para saltarse el límite de las 35 horas. Y si hay que dedicar dinero público a empleo, mejor que sea para limpiar montes o atender a personas dependientes que para contratar más inspectores.

Hay otro tema recurrente en varios programas electorales: la presión fiscal española (IU habla de contribución fiscal) es menor que la presión fiscal en la media-UE y sólo es más baja en otros 6 estados miembros. Este argumento justificaría, por sí solo, cualquier subida de impuestos. Nadie cae en la cuenta de que la presión fiscal mide la recaudación fiscal en relación con el PIB y, por tanto, tiene sus limitaciones. Si nos atenemos al indicador de esfuerzo fiscal (recaudación en relación con el PIB per capita) el argumento ya no nos vale porque, en este caso, sólo 4 países nos superan. Otra cosa es que la reforma fiscal hable de descargar las rentas del trabajo en detrimento de las rentas del capital pero la propuesta de IU incluye demasiadas subvenciones y pocas facilidades para la iniciativa privada. Por mucho que defendamos lo público, la Administración no puede tutelar toda la actividad económica que necesita un país para sostenerse. Y, nunca mejor dicho, la empresa necesita un pelín de mano izquierda pero con una fiscalidad más favorable hacia el trabajo y hacia el ahorro. Por supuesto, estoy a favor de darle caña a todo lo que estorbe: CO2, pisos vacíos, dinero parado en general. Y, como mal menor, jugar con el IVA en productos de lujo.

Bien. Hay que reconocer que a IU no se le puede acusar de falta de compromiso político y social, así que me parece natural que lideren un bloque alternativo al PPOE. Pero su llamada a la rebelión no justifica ningún cheque en blanco ni debemos bajar el listón de exigencia por ser un tercer partido. Los ciudadanos necesitamos menos lemas y más soluciones.

Mucha suerte a IU, a pesar de que mis ideas quedan en las antípodas espero que cumplan sus objetivos electorales.

S2. 

Etiquetas: politica economica · Política fiscal · Izquierda Unida



Añadir comentario
27
Comentarios
2 siperono
09 de noviembre de 2011 (21:47)

El programa de IU da miedo . Creo que viven en otro siglo y que saben que no llegarán a gobernar .
Si llevara a cabo ese programa España colapsaría en poco tiempo . En fin , que viven en otro siglo y en otro mundo.
La idea de que los políticos gestionen más dinero del actual me da miedo , mucho miedo.

Me gusta
3 Manealonso
10 de noviembre de 2011 (00:07)

Boas noites.
Pues yo no estoy en desacuerdo. No entiendo lo de los 40000 millones.Lo que ellos pretenden recuperar(impuestos y cotizaciones, no los contabilizo como gasto, ya que se dedican a pasear por los pasillos de las distintas administraciones. La recuperación de esa inversión llega en forma de evitar gastos como subsidio de paro,rentas básicas... y en ingresos en forma de consumo y lo que ello conlleva(iva por ej.)Hay otro factor a tener en cuenta que es el poner en circulación una gran cantidad de euros que irían a estimular el consumo y lo que ello supone; mi ropa evita que cierre el comercio y 2 dependientes vayan a la calle. Mi coche evita y el de los dos dependientes evita que tres obreros vayan al paro y que un concesionario despida a un trabajador. Mi cena en el restaurante unida a la de los dos dependientes, los tres obreros y a la del trabajador del concesionario evita que cierre y un cocinero y dos camareros vayan a engrosar la cifra del paro. Ahora echamos cuentas de lo que nos ahorramos en mi subsidio de paro, en el de los dos dependientes, en el de los tres obreros...
Yo propondría que esa política fuese a los 5000000 de parados; a mi me salen 70000 millones reales (1000 euros por 14 pagas).
Además hay otros beneficios que no se contabilizan (algunos monetarios y otros no); monetarios lo que nos ahorraríamos en lucha contra incendios, por ej. Los no monetarios, la calidad de vida, el medio ambiente...
¿Durante cuánto tiempo? Muy poco. Un estado que genere confianza en que no te quedas en la calle, va a suponer un despegue de la demanda y por lo tanto un resurgir de la iniciativa privada rapidísimo. En poco tiempo la inversión del estado se reduciría drásticamente porque la privada necesitaría trabajadores. ¿De dónde se sacaría el dinero? De mí y de los que crean en esta idea por supuesto, y del resto de los privilegiados a regañadientes. Defino privilegiado a toda aquella persona que tenga un trabajo que le suponga más de 1200 euros mes. Como yo estoy en los 1750, estaría dispuesto a ceder 550 euros mes. Ojo, para esto, no para aumentar los gastos de representación de ningún político.
Unha aperta

Me gusta (2)
4 Margrave
Margrave  en respuesta a  siperono
10 de noviembre de 2011 (16:44)

Propuestas destinadas unicamente a sacar votos de su mercado de votantes. Son inteligentes, saben por supuesto que no van a ganar, pero viven de la política. Por lo demas dada su escasa representación parlamentaria, cualquier cosa que propongan en el programa es prácticametne irrelevante.

Me gusta
5 ofiuco
ofiuco  en respuesta a  Margrave
10 de noviembre de 2011 (16:56)

mas razon que un santo.

Me gusta
6 7.......s
7.......s  en respuesta a  Manealonso
10 de noviembre de 2011 (18:32)

mane, si es la codicia o cualquiera de sus "primas".. las que hasta aquí nos han traído...pues sera la generosidad la que nos saque...no hay mas...contra vicios virtudes...un abrazo.

Me gusta
7 Velasqvs
11 de noviembre de 2011 (18:42)

Sin ser votante de IU, ni lector habitual de programas electorales, en los dos últimos días he oído hablar en la radio a miembros de IU hablar sobre la lucha contra el fraude fiscal. Es algo que no comentas en tu artículo y que hace que muchos miren para otro lado y se pongan a silbar cuando se pronuncian palabras como estas que aparecen en su programa electoral:

El combate contra el fraude fiscal y la economía sumergida
es un factor determinante en la corrección del déficit
público por su importante potencial. Diversos estudios
solventes fijan el volumen de economía sumergida
en nuestro país en el equivalente situado entre el 23 y
el 25% del PIB. Una disminución de esta lacra hacia el
entorno de la media europea (12%) representaría una recaudación
fiscal aproximada de unos 4 puntos de PIB.
La vertiente fiscal de la economía sumergida alcanzaría
los 161.000 millones de €, mientras que la derivada del
empleo irregular llega a ser de 82.400 millones, según el
Sindicato de Técnicos de Hacienda.
Con la presión fiscal actual y el tipo medio de cotización
a la Seguridad Social, las consecuencias fiscales de estas
cifras son de, al menos, de 59.500 millones en concepto
de impuestos evadidos y 30.300 millones de € en cotizaciones
(cuota trabajador y patronal) defraudadas, lo que
suma un impago total de 89.800 millones cada año.

Un saludo.

Voto en Blanco Computable

Me gusta
8 Velasqvs
11 de noviembre de 2011 (19:01)

Por cierto, acabo de leer el artículo Paro y soluciones. La "calidad" del mismo parece haber llamado la atención de Rankia y, como podéis ver, el nuevo rankiano jmcorchado, olvida el fraude fiscal y la economía sumergida, es decir, mira para otro lado y silba.

Los cuatro problemas principales de nuestro país en economía son:Despilfarro,Paro,Pobreza y Eficacia

¿Sólo?

Un saludo.

Voto en Blanco Computable

Me gusta (1)
9 Orim1988
Orim1988  en respuesta a  Manealonso
11 de noviembre de 2011 (22:18)

Hola, quería presentar mis dudas a estas ideas que se plantean, en esta España en la que vivimos, el la que la gente no da ni un palo al agua, que pasaría si a todos estos parados ( que aproximadamente la mitad no han trabajado en su vida ni quieren trabajar) le dieramos un trabajo público como comentas limpiando caminos,etc. no se si conoses como va la función pública en este país, pero mucho me temo que estariamos regalando bastantes sueldos y esto llevaría a la dejadez, "para que voy a estudiar, a esforzarme, a trabajar duro... si aunque no me esfuerce me van a dar un sueldo".
La verdad opino que este tipo de medidas no ayudarian a dar confianza, si no mas bien desconfianza a los inversores.

Me gusta (1)
10 Manealonso
Manealonso  en respuesta a  Orim1988
12 de noviembre de 2011 (14:25)

Bos días Orim;
no planteo que llevar a cabo esto sea nada fácil. Tus dudas son las mías, aunque yo no tengo una visión tan negativa de los españoles. Como en todo, creo que de la excepción hacemos la norma. No se trata de hacerlos funcionarios, se trata de hacer cumplir la Constitución,siempre y cuando la iniciativa privada no pueda con todo. En fin, como puedes entender no es una propuesta que se pueda explicar en su totalidad en unas líneas.
Agradezco tu intervención y tu tono.
Un saúdo.

Me gusta
11 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  siperono
12 de noviembre de 2011 (15:42)

Miedo ninguno, siperono. La mayor parte del programa no es realizable, así que no veo peligro de colapso. Falla la percepción de la realidad y el desconocimiento del origen de los recursos. No, el dinero no procede de los impuestos, procede de la generación de riqueza real.

Tranquilo, estamos a salvo :)

Me gusta
12 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  Manealonso
12 de noviembre de 2011 (16:02)

Hola, Manel.

Para que el Plan de Empleo de IU funcione hacen falta dos cosas: recortar en partidas de gasto como las prestaciones por desempleo y conseguir que el resto de la economía vuelva a crecer (aunque sea para seguir generando impuestos). El dinero que se va en prestaciones a fondo perdido podría dedicarse a financiar nuevos programas de empleo-formación como las escuelas taller o los talleres de empleo (que ahora son posibles por las ayudas europeas pero no llegan a todos los candidatos que quieren trabajar). Y, claro, no todo se arregla con dinero. Si los beneficiarios de estos programas luego no se insertan en el mercado laboral habrá que ver dónde falla lo público.

Desde luego, el empleo verde y el empleo social necesitan el apoyo de la inversión pública, porque el sector privado no está para estas cosas. Pero si el sector privado no sale adelante los recursos públicos se agotarán en algún momento. Al final es el sector privado el que tira del público, no al revés.

S2

Me gusta
13 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  Margrave
12 de noviembre de 2011 (16:09)

En democracia todo es defendible pero no me parece bien regalar los oídos a los votantes con propuestas que no van a funcionar.

S2.

Me gusta (1)
14 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  7.......s
12 de noviembre de 2011 (16:12)

Totalmente de acuerdo, 7......s, por desgracia eso lo entendemos muy bien los de abajo pero los de arriba van a seguir dándole al vicio.

S2

Me gusta (1)
15 Macroymicroblogger
X

Sin ser votante de IU, ni lector habitual de programas electorales, en los dos últimos días he oído hablar en la radio a miembros de IU hablar sobre la lucha contra el fraude fiscal. Es algo que no comentas en tu artículo y que hace que muchos miren para otro lado y se pongan a silbar cuando se pronuncian palabras como estas que aparecen en su programa electoral:

El combate contra el fraude fiscal y la economía sumergida
es un factor determinante en la corrección del déficit
público por su importante potencial. Diversos estudios
solventes fijan el volumen de economía sumergida
en nuestro país en el equivalente situado entre el 23 y
el 25% del PIB. Una disminución de esta lacra hacia el
entorno de la media europea (12%) representaría una recaudación
fiscal aproximada de unos 4 puntos de PIB.
La vertiente fiscal de la economía sumergida alcanzaría
los 161.000 millones de €, mientras que la derivada del
empleo irregular llega a ser de 82.400 millones, según el
Sindicato de Técnicos de Hacienda.
Con la presión fiscal actual y el tipo medio de cotización
a la Seguridad Social, las consecuencias fiscales de estas
cifras son de, al menos, de 59.500 millones en concepto
de impuestos evadidos y 30.300 millones de € en cotizaciones
(cuota trabajador y patronal) defraudadas, lo que
suma un impago total de 89.800 millones cada año.

Un saludo.

Voto en Blanco Computable

Macroymicroblogger  en respuesta a  Velasqvs
12 de noviembre de 2011 (16:28)

Velasqvs, IU no es el único partido que promete acabar con el fraude fiscal, también el PP, el PSOE y otros partidos que también sigo. Es que el propio sistema fiscal es fraudulento. Si los ciudadanos tomáramos nuestras decisiones sólo por razones fiscales, seguramente el apellido más común en España sería S.L.

La fiscalidad española responde sólo a las necesidades de recaudación, por eso se apoya en el IRPF, en las cotizaciones sociales y en el IVA. Y luego están las dobles y triples tributaciones: Sucesiones, Transmisiones Patrimoniales... Los gobiernos de todos los signos han renunciado a la política fiscal como motor de crecimiento y se han limitado a dejar que los Bancos Centrales hagan su trabajo.

Me parece bien todo lo que se haga para repartir la carga fiscal y por eso hay que luchar contra el fraude pero sería más inteligente diseñar una fiscalidad más sencilla y más lógica.

S2

Me gusta (1)
16 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  Velasqvs
12 de noviembre de 2011 (16:37)

Fraude=Ineficacia.

Me repito, nos hace falta una fiscalidad más inteligente, que privilegie el trabajo y el ahorro y le dé caña al dinero inmovilizado, el consumo desmedido y las externalidades negativas.

S2.

Me gusta (1)
17 Macroymicroblogger
Macroymicroblogger  en respuesta a  Orim1988
12 de noviembre de 2011 (16:49)

Orim y Mane Alonso. La solución pasa por la evaluación continua de las políticas públicas. Si un sistema lleva décadas fracasando habrá que cambiarlo (por ejemplo, la formación ocupacional convencional sólo sirve para añadir cursos al curriculum del beneficiario y no mejora su empleabilidad). Por el contrario, si algo ha demostrado resultados (como los programas de empleo-formación) habrá que potenciarlo. Si los 40.000 millones de IU se canalizan a través de este sistema opino que puede funcionar sin miedo a que la gente se duerma con el subsidio, eso sí, hay que ser muy escrupuloso con el uso que hacen los gestores del dinero público.

S2

Me gusta
18 Velasqvs
Velasqvs  en respuesta a  Macroymicroblogger
12 de noviembre de 2011 (16:59)

¿Estás seguro de que una fiscalidad más sencilla y más lógica haría que quien hoy no paga impuestos y contrata sin cotizar por sus trabajadores renunciaría a esos "ingresos extra"?

No lo creo, es una forma de vida. Estoy hablando de delincuentes. Gente que infringe la ley premeditadamente buscando únicamente su lucro personal. Tal vez sirva para que aquellos que pagamos nos sintamos mejor pero no para los que no tienen intención alguna de hacerlo.

Todos quieren vivir del estado, pero pocos saben que es el estado el que vive de todos.

Juan de Mariana

Lo siento, me hierve la sangre.

Voto en Blanco Computable

Me gusta (2)
19 Margrave
Margrave  en respuesta a  Velasqvs
13 de noviembre de 2011 (00:35)

Vaya ¡Juan de Mariana¡. ¿Como se me ha escapado este pensador?.Tengo en la biblioteca (y apreciado), el "Arte de la prudencia" de Gracian. Gracias por la referencia, caballero. Ah, y no te enfades mucho por la injusticia del mundo, creeme, no vale la pena. Schopenhauer, filósofo aleman del S. XIX, dijo que este mundo era tonto, malo y sin remedio. La economia sumergida y las sicav son la verguenza de España y creeme despues de las elecciones, TAMPOCO lo arreglarán. Un abrazo

Me gusta
20 Falcata
13 de noviembre de 2011 (01:32)

solo aclarar un punto de este partido, no se trata de regalar puestos de trabajo, sino de substituir prestaciones de desempleo y subsidios por un empleo, aunque sea ficticio.

esta idea no es una idea bizarra, del siglo XIX, ni comunista, es una idea más bien moderna, que países tan liberales y tan anticomunistas como Estados Unidos o Austria se están planteando.

Psicologica y socialmente no es lo mismo cobrar por no trabajar, que cobrar por trabajar, esto incluso en la psiqué del trabajador es distinto, ya que no olvidemos el hecho de estar desempleado - no hablo de quinquis, chupones, gitanos y caraduras- es algo que hunde psicologicamente a la persona, algo que la destruye poco a poco y que le hace sentirse un mierda y un inutil.

si las prestaciones de desempleo cuestan a España x, es un dinero a fondo perdido, ¿que más da por tanto crear un empleo?

si a alguien le vas a dar 1.000 euros al mes durante dos años, al menos que haga algo durante esos dos años, pintar paredes, limpiar...lo que sea.

yo he visto un caso real similar, se contrató a un chaval de zaragoza para ir a pueblos de 20 o 30 habitantes a barrer las calles, reciclar basuras, y desbrozar matojos, la gente del pueblo estaba encantada, su pueblo estaba limpio - doy fe de ello- y el chaval estaba superagradecido, lástima que el contrato era de 6 meses.

y sobre el fraude fiscal, pues que como todos, que si, que es verdad pero no se soluciona.

Me gusta
21 Velasqvs
Velasqvs  en respuesta a  Margrave
13 de noviembre de 2011 (10:32)

Prudencia, justicia, fortaleza y templanza. Las virtudes teologales (me quedo con la caridad) se llevaron por delante a las cardinales.

Con respecto a la relación entre maldad y estupidez te recomiendo Allegro Ma Non Troppo de Carlo Maria Cipolla, un libro de lectura ágil, divertido e imprescindible según la reseña del rankiano Arricoo. Si aún no te has acercado por su blog te lo recomiendo encarecidamente.

Un saludo y feliz domingo.

Voto en Blanco Computable

Me gusta



Macroymicroblogger

Macroymicroblogger

Economista y presunto emprendedor




Twitter
RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.