Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

El Plan de Draghi no es el final sino el principio del camino

0
Publicado por Iván Cubel el 13 de septiembre de 2012

Los mercados aprenderán que el plan del Banco Central Europeo es solo eso, un plan, un proyecto y no un trato ya cerrado. El panorama político europeo es un campo plagado de minas que espera más adelante y que podrían convertir el plan en algo totalmente inútil.

Por mucho que los mercados se hayan  contagiado de optimismo tras las declaraciones de Draghi, hay que tener en cuenta que no sucederá nada  hasta que España e Italia soliciten un rescate de los mecanismos de estabilidad de la Unión Europea, el EFSF y el ESM, y cedan por escrito su soberanía. Igualmente, nada sucederá  hasta que un Bundestag en pie de guerra apruebe los términos y ceda por escrito su dinero.

Draghi retrato

Alemania tiene un 27% de los votos y puede vetar cualquier rescate. Otro obstáculo que puede alzarse todavía más temprano se daría si el Tribunal constitucional alemán emite una resolución bloqueando la activación de los 500 billones de Euros del ESM. Morgan Stanley calcula un 40% de probabilidades de que esto suceda.

Todo lo anterior no implica que la labor de Mario Draghi haya que menospreciarla. El economista italiano  ha logrado dar un golpe maestro, asegurando el acuerdo de todos los Bancos Centrales del norte y centro de Europa, con la única salvedad del gobernador del Bundesbank, Jens Weidmann, y con el respaldo clave de la canciller Ángela Merkel y del miembro alemán del comité ejecutivo del BCE, Jorg Asmussen.

Jens Weidmann retrato

El primer ministro Italiano, Mario Monti, ha confesado que esta pequeña revolución no podría haber sucedido sin la derrota del líder francés Nicolas Sarkozy en Mayo. La sorprendente elección rompió el eje franco-germano y reordenó el panorama estratégico de Europa. En determinados foros se habla de la intensa presión psicológica a la que, desde Paris y Berlín, sometieron al presidente del BCE en los meses más tempranos de su mandato. 

Todo cambió hace 3 meses con la liberadora llegada del Presidente François Hollande. Su llegada constituyó el nacimiento del bloque latino, el presidente francés  no asumió el cargo demasiado dispuesto a sumarse a la posición alemana ni aprobaba la fábula moral alemana de que los estados pecadores eran los únicos responsables de los problemas de Europa. La posición pro crecimiento prevaleció finalmente. Esto crisis es una crisis de flujos de capital y balanzas de comercio desequilibradas, una estructura disfuncional en la cual Alemania es una pecadora más en tanto se aferró a unas ventajas comerciales conseguidas a costa del eje mediterráneo a través de unos tipos de cambio distorsionados  entre países de la eurozona.

Tampoco podría haberlo conseguido Draghi sin la presión diplomática de China y Estados Unidos. El presidente Barack Obama encontró en Mario Monti a un fiel aliado, llamándolo con cada nueva noticia del drama europeo; tratándolo, de facto, como el presidente de Europa, concentrando todo el poder estadounidense tras la figura del presidente Italiano.

Rescate y compra de bonos sí, pero ¿cómo?

Merkel ha tenido que ceder ante el superior poder global, pero solo parcialmente. Italia y España tendrán que firman un Memorándum aceptando condiciones muy severas. No será suficiente con alcanzar sus objetivos de déficit, tendrán que hacer más.

Si los países periféricos se habían hecho algún tipo de ilusiones, seguramente hayan desaparecido con la airada respuesta de políticos y medios alemanes al plan de Draghi.  “Esto llevará a los alemanes a las barricadas”, “Cheque en blanco” o “La sentencia del euro” son algunos de los titulares que han acaparado las portadas de los principales diarios germanos.

El virulento ataque del partido socialdemócrata alemán(SPD) es más preocupante. “Merkel ha permitido al BCE convertirse en una especie de gobierno de facto”,  dijo Carsten Schneider, la portavoz del SPD.

Algunos expertos esperan que el Bundestag imponga términos brutales, y ahí precisamente está el problema. Con España e Italia todavía combatiendo sus problemas de deuda y de desempleo juvenil, con un 53% y un 35% respectivamente, el límite de lo políticamente admisible en materia de nuevos recortes está cerca.

De Guindos retrato

España afirma que estudiará las condiciones muy cuidadosamente antes de decidir. Su primer ministro, Luis de Guindos ha recordado al bloque acreedor que la batalla por la supervivencia del euro se llevará a cabo en España,  una cuidada declaración que algunos han interpretado como una amenaza de abandonar la unión monetaria si no se observa buena voluntad para dejar la patata caliente en manos de Alemania.

El primer ministro italiano, Mario Monti dijo por su parte que no sería un drama si finalmente Italia necesitara ayuda. Su ministro de finanzas Vittorio Grilli dijo, en cambio, que Italia no está necesitada en absoluto de ayuda para calmar el incremento de tipos. Uno de los medios de comunicación en posesión de Berlusconi califica al plan de Draghi de “trampa” ya que constituye una cesión de la soberanía que conducirá a la hegemonía alemana y una “fiesta para los bancos”, defendiendo que es preferible el retorno a la Lira.

Los políticos de ambos países deben dirigir un proceso complicado, potenciando las reformas y el control presupuestario con la esperanza de aplacar a los inversores y mantener las rentabilidades de los bonos lo suficientemente bajas durante el tiempo suficiente para superar la crisis.

Algunos expertos opinan que las condiciones no van a ser aceptadas por España. Si Madrid elige aguantar, los rendimientos de los bonos pueden dispararse de nuevo y los mercados, ahora eufóricos, se darán cuenta entonces de que no hay nada resuelto.

El riesgo de recesión global también puede ser un obstáculo

La entrada en una recesión global más profunda podría ser un obstáculo también. El mundo está incómodamente cerca de un punto de inflexión y se corre el riesgo de vivir algo similar a lo de 2008.

La recesión de la eurozona, autoinducida por la austeridad y la mala política monetaria existente antes de que Draghi entrara en el cargo, se ha combinado con el aterrizaje brusco de China. El abismo fiscal estadounidense puede ser la puntilla para enfrentarnos pronto a la tormenta perfecta que profetizaba Nouriel Roubini.

Los políticos europeos avisan de que los asuntos europeos están contaminados de nuevo por las animosidades regionales. Y ese tipo de cosas son las que hacen desplomarse los sistemas políticos. Se habla de peligrosos antagonismos y de un populismo creciente. El conflicto entre el norte y el sur está provocando que viejas tensiones y estereotipos estén volviendo a crecer, amenazando la desintegración de Europa. 

Todo el mundo ve el problema, pero no resulta tan fácil hallar la solución. El ex presidente español José María Aznar defendía que el camino a una unión política y fiscal era algo profundamente erróneo. “Unos Estados Unidos de Europa son una idea imposible. Es un error muy serio intentar destrozar los estados nación. No puedes ir en contra de las creencias y cultura de las personas y de las fuerzas de la historia”.

El plan de Draghi es claramente un paso hacia delante. El riesgo de un default en España e Italia es un tema que debe descartarse completamente. Sería algo muy imprudente por parte de los líderes europeos permitir que el segundo pilar del sistema monetario mundial pueda colapsar y sumir la economía mundial en una parálisis de, probablemente, más de un año, y todos saben quién sería el responsable de ese imperdonable error.

Todo ello conscientes, una vez más, de que  la buena voluntad del BCE para actuar – una vez el EFSF y el ESM estén activos – no es suficiente para salvar al Europa. Las democracias serán las que conserven o rompan la unión monetaria europea.

Artículos relacionados con "El Plan de Draghi no es el final sino el principio del camino"

Etiquetas: Mario Draghi · Programa compra masiva de deuda · BCE · efsf · ESM · Bundestag · merkel · Rajoy · monti · fondos de inversión · crisis de deuda soberana europea



Añadir comentario



Autores

Carla Quinto

Carla Quinto

Licenciada en ADE y Derecho

Rankia

Rankia

Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia.com.

Enrique Roca

Enrique Roca

EX-Director de Carteras de Fondos de Inversion. Ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales siendo destacado por la revista Citywire y el Financial Times como uno de los mejores gestores europeos. Imparte masters especializados en destacadas escuelas de Negocio. Sus inversiones financieras más significativas se concentran en Bestinver.

María Isabel Alarcón



RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.