Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Las ventajas de invertir en bonos de alto rendimiento con un enfoque internacional

0
Publicado por Patriciamarti el 07 de mayo de 2012

Fidelity

Los argumentos a favor de la inversión en bonos de alto rendimiento son atractivos. Estos bonos se caracterizan por su potencial para ofrecer buenas rentabilidades ajustadas al riesgo frente a otros activos. También son un elemento diversificador muy útil en carteras multiactivos o carteras de bonos generalistas. A pesar del creciente interés que han mostrado los inversores durante los últimos años, las valoraciones siguen siendo atractivas. Los inversores están cada vez más convencidos del atractivo fundamental de los bonos de alto rendimiento, pero conviene señalar que abordar esta clase de activo con un enfoque internacional puede traducirse en mejores resultados.

Para muchos inversores, el atractivo está en el propio nombre: bonos "de alto rendimiento". En un momento en el que los depósitos bancarios y la deuda pública más segura ofrecen rendimientos cercanos a sus mínimos históricos, la perspectiva de cupones más altos y la posibilidad de conseguir plusvalías están animando a los inversores a asumir un mayor nivel de riesgo. Como ilustra el gráfico (debajo a la izquierda), los bonos de alto rendimiento han ofrecido históricamente rentabilidades totales similares a las de las acciones pero con menos riesgo. 

Los bonos de alto rendimiento son los títulos a los que las agencias de riesgos otorgan una calificación de baja calidad crediticia (denominada sub-investment grade): para Standard and Poor's, este umbral se sitúa por debajo de BBB-. Se considera que están más expuestos al riesgo crediticio que los bonos con alta calidad crediticia o investment grade debido a la mayor probabilidad de impago o pérdidas debido a problemas de liquidez en los mercados. Como resultado de ello, los bonos de alto rendimiento suelen emitirse con vencimientos más cortos y pagar cupones más altos para compensar a los inversores por el riesgo adicional. 

Sin embargo, y a pesar de este riesgo añadido, los bonos de alto rendimiento poseen ciertas ventajas. Por ejemplo, gracias a sus vencimientos más cortos, están menos expuestos a los riesgos relacionados con los tipos de interés y la inflación que la deuda pública y la deuda corporativa de alta calidad crediticia con vencimientos más largos. Tomando como ejemplo a EE.UU., la tabla (debajo a la derecha) muestra que los bonos de alto rendimiento también presentan niveles de correlación bajos con los bonos de alta calidad crediticia y niveles de correlación negativos con los bonos del Tesoro. De este modo, los bonos de alto rendimiento, dentro de un enfoque estratégico de la inversión en renta fija, también pueden actuar como una poderosa herramienta que funciona a lo largo de los ciclos económicos y de tipos de interés.

riesgo rentabilidad activos

 

La crisis de deuda pública en la zona euro ha provocado una redefinición del riesgo entre los inversores en bonos. En un momento en el que muchos gobiernos se ven lastrados por elevados niveles de deuda, el sector empresarial goza de una salud relativamente buena. A la vista de las señales de que la economía mundial está volviendo a acelerar, cada vez más inversores muestran interés por el atractivo relativo de los bonos de alto rendimiento.
 

Por qué invertir en todo el mundo

El mercado de bonos de alto rendimiento es relativamente joven comparado con otras grandes clases de activos. Sin embargo, se ha desarrollado rápidamente durante los últimos 30 años y ha crecido hasta convertirse en un mercado de 1,3 billones de dólares en todo el mundo. El mercado se desarrolló después de la crisis del ahorro y los préstamos que vivió EE.UU. a comienzos de la década de 1980, que obligó a las empresas estadounidenses a replantearse cómo captar financiación. Durante ese periodo, muchas empresas estadounidenses comenzaron a volver la vista hacia el mercado de bonos para captar recursos en lugar de pedir prestado a los bancos y, como resultado de ello, nació el mercado de bonos de alto rendimiento de EE.UU.  
 
Ese mismo crecimiento se está dando actualmente en Europa y Asia tras la crisis crediticia. Los bancos de estas regiones están restringiendo el crédito porque se han visto obligados a reevaluar su exposición al riesgo y a satisfacer nuevas normativas bancarias sobre capitalización, como Basilea III. Como ocurrió en EE.UU. durante la década de 1980, las empresas europeas y asiáticas se están topando con un crédito bancario cada vez más caro y difícil de obtener.  
 
A la vista de las perspectivas de rápido crecimiento de los mercados de bonos de alto rendimiento de Europa y Asia durante los próximos años, estas regiones podrían ofrecer rentabilidades atractivas. Si nos fijamos en sus diferenciales, son más interesantes que los de EE.UU. (véase el gráfico debajo a la izquierda). Son numerosas las empresas sólidas que están acudiendo a los mercados de bonos de alto rendimiento de Europa y Asia por primera vez; algunas de estas emisiones podrían entrar en el sector de alta calidad crediticia y un enfoque ascendente de la selección de títulos es esencial para detectarlas.  
 
Sin embargo, algunos inversores siguen manteniendo un sesgo hacia EE.UU. simplemente porque es el mercado más grande (véase el gráfico debajo a la derecha), pero eso sólo es así porque EE.UU. le lleva 20 años de ventaja a Europa y Asia. Su cuota del mercado mundial ya ha comenzado a descender: ha caído del 92,1% al 80,7% durante los últimos diez años, mientras que en el mismo periodo el peso de Europa ha pasado del 5,5% al 15,6%.  
 
bonos de alto rendimiento
 

El mercado europeo de bonos de alto rendimiento se está desarrollando con fuerza 

Sin lugar a dudas, la crisis crediticia ha alterado considerablemente el mercado europeo de bonos de alto rendimiento, que ahora está dominado por empresas que buscan satisfacer sus necesidades de refinanciación. Antes de 2008, un gran porcentaje de las emisiones de bonos de alto rendimiento se utilizaban para financiar adquisiciones apalancadas. Aunque un considerable volumen de operaciones de adquisición apalancadas tendrán que refinanciarse en los próximos años, constituirán una porción mucho más pequeña del nuevo papel que salga al mercado.  
 
Desde un punto de vista psicológico, esto ha ayudado a cambiar la percepción de los inversores: ya no se piensa que el mercado de alto rendimiento se usa casi exclusivamente para las compras apalancadas y las opas hostiles. Las emisiones de bonos han pasado a ser un elemento esencial de las estructuras de capital de las empresas europeas, como ocurre en EE.UU., y existen razones de peso para pensar que esta situación se mantendrá, habida cuenta de las pocas probabilidades de que los bancos europeos vuelvan a los niveles de concesión de préstamos que registraban antes de 2008.  
 
Como consecuencia de ello, el mercado europeo de bonos de alto rendimiento se ha convertido ahora en un componente estratégico de las carteras de los inversores, en lugar de una apuesta oportunista en fases de tolerancia al riesgo. Ha pasado a ser, pues, una parte integrante de sus inversiones internacionales en bonos de alto rendimiento. Los estigmas asociados a la emisión de deuda con menor calificación crediticia han desaparecido totalmente. Cara al futuro, existen buenas razones para creer que el mercado europeo de bonos de alto rendimiento continuará desarrollándose. 
 

El mercado asiático de bonos de alto rendimiento se prepara para despegar

Aunque los bonos de alto rendimiento se han desarrollado con mayor rapidez en EE.UU. y Europa, los inversores no deberían darle la espalda a Asia, ya que esta región ofrece algunos de los rendimientos más altos que se pueden encontrar hoy en todo el mundo. Generalmente, las empresas asiáticas también están menos endeudadas que las europeas o estadounidenses, como lo demuestran sus menores ratios de deuda-recursos propios.
 
También se observa una fuerte demanda de bonos de alto rendimiento en Asia porque los intereses que pagan los bonos de alta 
calidad crediticia son muy bajos. Los inversores están apreciando cada vez mejor las virtudes y los defectos de los emisores, en lugar de rechazar todos los bonos de alto rendimiento de Asia por tener demasiado riesgo. También se prevé un fuerte crecimiento de las emisiones en Asia. Al igual que sus homólogos de EE.UU. y Europa, los bancos asiáticos intentan captar capital para elevar sus ratios de préstamosdepósitos tras la crisis crediticia mundial de 2008. La aparición de una oleada de empresas asiáticas de gran crecimiento ha provocado que el crédito bancario tradicional no sea suficiente. 
 
Sin embargo, invertir en bonos asiáticos de alto rendimiento entraña riesgos. Las empresas asiáticas débiles y con malos fundamentales a menudo acuden de forma oportunista al mercado de bonos en dólares estadounidenses en busca de financiación. El peligro que corren algunos inversores es que se adentren en el mercado de bonos de alto rendimiento de Asia para invertir sin llevar a cabo un adecuado análisis fundamental de los títulos.  
 
Sin embargo, algunas de las mejores oportunidades que ofrece el mercado mundial de bonos de alto rendimiento se encuentran en Asia. Los inversores deberían apostar por los gestores de fondos que poseen los recursos necesarios para llevar a cabo análisis y estudios meticulosos que separen a los ganadores de los perdedores. 
 

La importancia de una cuidadosa selección de títulos

Hemos comentado que algunas de las mejores oportunidades del mercado mundial de bonos de alto rendimiento se pueden encontrar en Europa y Asia. Un enfoque generalista basado en la estructura regional del mercado internacional le daría necesariamente mucho menos peso a estas áreas que crecen con tanta rapidez. Sin embargo, un enfoque ascendente e internacional de la selección de títulos puede descubrir las oportunidades allí donde se encuentren. Ello es debido a que este enfoque puede alejarse de las ponderaciones regionales de un índice mundial de alto rendimiento, que reflejan la gran diversidad de emisiones que históricamente ha caracterizado a EE.UU.  
 
Un enfoque mundial de la inversión en deuda de alto rendimiento ayuda a evitar sesgos regionales y riesgos de concentración, además de aportar una dosis de dinamismo a la forma en que se gestiona la cartera. Por ejemplo, los analistas expertos en deuda corporativa pueden ayudar a revelar con antelación los peligros de rebaja de las calificaciones crediticias buscando señales de deterioro de los fundamentales empresariales. 
 
Las rebajas y las mejoras de las calificaciones crediticias pueden alterar considerablemente la composición del mercado de bonos de alto rendimiento a lo largo del tiempo. Las ponderaciones sectoriales pueden cambiar rápidamente por el efecto de los ángeles caídos y las estrellas ascendentes. Por ejemplo, entre 2007 y 2009 muchas entidades financieras en EE.UU. fueron despojadas de sus altas calificaciones crediticias. Como resultado de ello, estos ángeles caídos del sector financiero incrementaron su peso en el mercado de bonos de alto rendimiento de EE.UU.(véase más adelante el gráfico a la izquierda). 
 
Sin embargo, entre las empresas de servicios públicos se han producido algunas revisiones a la baja y varias revisiones al alza durante los últimos años. Esto ha provocado que estos emisores pierdan cuota en el mercado de alto rendimiento, ya que han ascendido hasta el mercado de títulos de alta calificación crediticia (gráfico debajo a la derecha). 
 
emisiones bonos de alto rendimiento
 
Los mercados de bonos, como las Bolsas, son de naturaleza cíclica y ésta también puede alterar el tipo de deuda que se emite en el segmento de alto rendimiento. Durante las fases de expansión, el mercado está más dispuesto a ofrecer deuda sin garantizar. Como resultado de ello, los títulos de deuda sin garantizar y subordinada acaparan un porcentaje mayor del mercado de alto rendimiento.
 
Son precisamente estos cambios en la configuración del mercado mundial de bonos de alto rendimiento los que hacen que un enfoque internacional sea el ideal. El peligro que se corre es que el gestor de la cartera se ciña al índice de referencia y termine sobreponderando áreas que probablemente se van a comportar peor. La composición de cada mercado regional de bonos de alto rendimiento del mundo es diferente, por lo que invertir en todo el mundo permite al gestor evitar sesgos regionales y sectoriales.
 
mercado europeo bonos de alto rendimiento                         mercado estadounidense bonos alto rendimiento
 

La demanda de deuda de alto rendimiento probablemente seguirá siendo fuerte

El comportamiento del mercado de bonos de alto rendimiento ha sido bueno durante los últimos años, debido en parte a la búsqueda de rentabilidades por parte de los inversores. En los mercados desarrollados, los tipos de interés están en mínimos históricos y se espera que sigan estando así durante algún tiempo. La Reserva Federal de EE.UU. ya ha declarado que mantendrá el tipo de interés de sus fondos en una horquilla ultrarreducida del 0-0,25% hasta 2014. Al mismo tiempo, la deuda pública "refugio" (del Tesoro de EE.UU., del Reino Unido y de Alemania) se ha revalorizado con fuerza como resultado de la crisis de deuda de la zona euro y las rebajas de calificaciones crediticias que han reducido el elenco de países con la triple A.  
 
Esto se ha traducido en una compresión de las rentabilidades que ofrecen las emisiones de deuda corporativa de calidad y ha animado a los inversores a asumir una mayor dosis de riesgo crediticio en el mercado de alto rendimiento. La acusada recuperación de las Bolsas también ha animado a los inversores a asumir más riesgo, lo que ha espoleado la demanda de bonos de alto rendimiento. 
 
Sin embargo, existen buenas razones para creer que la demanda de títulos de alto rendimiento seguirá dando muestras de fortaleza. El envejecimiento de las poblaciones en EE.UU., Europa y Japón ayudará a impulsar una transición hacia las estrategias centradas en los pagos periódicos. Dicha transición será favorable en líneas generales a las inversiones que pagan rentas, pero el deseo de contar con inversiones que sean menos sensibles a los tipos de interés y la inflación también apoyará la demanda de deuda de alto rendimiento.
 

Conclusión

Muchos inversores entienden ya las ventajas de diversificación internacional de la renta variable, la deuda pública y la deuda corporativa de alta calidad crediticia. La misma lógica cabe aplicarla a los bonos de alto rendimiento. La diversificación internacional permite a los inversores aprovechar las diferencias que se observan en las tasas de crecimiento, la inflación y los ciclos crediticios.
 
Adoptar un enfoque internacional amplía el conjunto de oportunidades al que puede acceder un inversor y puede realzar las rentabilidades ajustadas al riesgo. También puede ayudar a mejorar la calidad crediticia de la cartera subyacente. Por ejemplo, los emisores europeos suelen entrar en el cajón de la doble B, mientras que los estadounidenses se concentran más en la banda de calificaciones más baja debido en parte a la profundidad del mercado. 
 
Invertir en bonos de alto rendimiento con un enfoque internacional es mucho más fácil actualmente que hace una década. Las semejanzas entre los mercados de Europa y EE.UU., junto con el volumen de emisiones en múltiples divisas, han hecho que sea más fácil adoptar una perspectiva mundial en esta clase de activo.  
 
Finalmente, invertir con un enfoque internacional basado en un sólido proceso de análisis ascendente puede evitar concentraciones indeseadas de riesgo en regiones y sectores. Gracias a su libertad para invertir en cualquier parte, un enfoque internacional sin restricciones ayuda a los inversores a aprovechar las mejores oportunidades que el mercado de bonos de alto rendimiento tiene que ofrecer. 
 

 

 

Artículos relacionados con "Las ventajas de invertir en bonos de alto rendimiento con un enfoque internacional "

Etiquetas: Fidelity · bonos alto rendimiento



Añadir comentario

Recomendado por: 2 usuarios



Guardado por: 2 usuarios

Autores

Carla Quinto

Carla Quinto

Licenciada en ADE y Derecho

Rankia

Rankia

Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia.com.

Enrique Roca

Enrique Roca

EX-Director de Carteras de Fondos de Inversion. Ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales siendo destacado por la revista Citywire y el Financial Times como uno de los mejores gestores europeos. Imparte masters especializados en destacadas escuelas de Negocio. Sus inversiones financieras más significativas se concentran en Bestinver.

María Isabel Alarcón



RSS
e-Mail









Rankia utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.