Buscar la vivienda: Comprar casa es fácil (I)

Autor: Comprarcasa.com ( 16 de abril de 2004 )
Tema: Vivienda

Es evidente que la decisión de comprar una vivienda es algo muy personal y depende de multitud de factores. Creemos que es bueno tener unos momentos de reflexión previos. Muchas veces uno se pone a buscar sin saber muy bien ni el qué, ni el dónde, ni el cuánto. Una reflexión inicial para tener las cosas claras le vendrá bien para no perder el tiempo.

Haga cuentas
Es importante “hacer números” y sepa cual sería un presupuesto orientativo y real del precio de la vivienda que busca. Para ello le proponemos un simple ejercicio de números:

Dicen los expertos que la cantidad que se debe destinar a la compra de la vivienda (al préstamo hipotecario) no debería superar el 35 ó 40% de los ingresos netos mensuales para no vivir “agobiado”.

Para ello:
1. Divida sus ingresos netos anuales entre 12.
2. Calcule una tercera de esos ingresos mensuales: esa sería la mensualidad “ideal” de su hipoteca.
3. Esa mensualidad corresponde a un importe de préstamo hipotecario que podemos calcular de la siguiente forma: dividiendo nuestra “mensualidad ideal” entre la cifra que resulta de cruzar un tipo de interés y un plazo en el cuadro que puede ver en el apartado 13.3. Ese es el importe aproximado de nuestra hipoteca.
4. Al importe de la hipoteca puede sumarle el dinero que tenga ahorrado.
5. Atención, tenga en cuenta los gastos iniciales de la compra de su vivienda que puede calcular entre un 10 y un 12% del precio. Estos gastos se tienen que desembolsar al principio y por tanto deben sumarse al precio de venta.
6. El importe de la hipoteca, más sus ahorros sería el precio de la vivienda que podemos buscar (en el que estará incluido los gastos)

Nuestro ejemplo
Supongamos que tenemos unos ingresos familiares netos de 27.045,54 € al año.
Dividimos entre 12. Nos salen 2.253,80 € al mes.
Un tercio de esa cantidad es 751,27 €. 
A un tipo de interés del 6% (como ejemplo para tomar un tipo de interés medio) a 20 años nos sale que nuestra hipoteca seria de 104.862,85 aproximadamente. Ten en cuenta que a más plazo más importe.Al importe de la hipoteca sumaríamos los ahorros sin olvidarnos de tener en cuenta los gastos.
Ya hemos hecho unas cuentas. Ya tenemos un primer paso.

¿Comprar o alquilar?
Ésta podía ser también otra de las circunstancias a plantearse antes de nada. Las circunstancias para una decisión sobre la compra o el alquiler son muy personales e influyen tantos factores que no sería posible tratarlos de forma sistemática y, por otro lado, el alquiler no es motivo de este libro. Le sugerimos una reflexión sobre esta disyuntiva y para ello le proponemos que conteste el siguiente cuestionario:

1. ¿Puedo acceder a una vivienda de similares características si compro o si alquilo?
2. ¿Los precios de los alquileres en mi ciudad / barrio están acordes con los precios de las viviendas en venta?
3. ¿Puedo “meterme” en la compra de una vivienda, financiando la totalidad?
4. ¿Tengo en cuenta otros gastos, además de la hipoteca que, como propietario, voy a tener: impuestos, la comunidad de propietarios, reformas?
5. ¿Tengo en cuenta el tratamiento fiscal de la compra de la vivienda?
6. ¿Los tipos de interés y los plazos amplios de la hipoteca me permiten pagar las mensualidades y con ello comprar una vivienda por un poco más de lo que me costaría un alquiler?

Estas podrían ser algunas de las cuestiones que nos deberían ayudar a decidir si compramos o alquilamos.
Como puede comprobar el lector, al final la decisión es personal. Si por fin decide comprar, esperamos que esta guía de compra sea de utilidad para hacer más sencillo el camino hacia su nueva vivienda.

Cuadre la operación
Además de “echar las cuentas”, debemos plantearnos cuadrar la operación.
Esto no es, ni más ni menos, que tomar en cuenta las partidas que intervienen en la compra y la financiación. Le proponemos que rellene todas las casillas del cuadro siguiente. Las dos partidas deben sumar lo mismo.

Total Coste = Precio compra/Construcción + Gastos Compraventa + Gastos Hipoteca * Obras y reformas + Saldo Pendiente (Rehipoteca)

Recursos Totales = Crédito Hipotecario + Otros Créditos + Financiación Vendedor + Aportación Personal + Otras Aportaciones

Si las dos columnas suman lo mismo es que estamos encaminados, las cosas “cuadran”. Es decir, tenemos recursos para afrontar todos los gastos.

¿Dónde buscar?
Si ya tenemos un poco claro lo que queremos... comprar o alquilar, la zona que nos viene bien... el precio aproximado al que podemos optar, nueva o de segunda mano... ahora nos ponemos a buscar.

Las posibilidades son múltiples: si vivimos en una gran ciudad podemos buscar en prensa especializada de oferta inmobiliaria, en los anuncios por palabras de la prensa general o en las secciones especializadas de oferta inmobiliaria que, suelen ser, una separata editada un día de la semana.

En otros casos podemos acudir a servicios municipales o autonómicos, como es el caso de “Madrid Ventana Joven”, una oferta de inmuebles en la capital para el colectivo de gente joven.

También podemos consultar las bolsas inmobiliarias de Internet que han proliferado de forma importante en estos últimos tiempos.Si vivimos en un área más bien rural una solución es “patearnos” la zona, preguntar a vecinos o instituciones locales.

Lo mejor es acudir a una Agencia Inmobiliaria. Si está en la zona que nos interesa es muy probable que tengan una oferta amplia de la misma y que conozcan la situación de precios.

No debemos pensar que la intervención de una Agencia encarece la compra. Esa es una idea equivocada, primero porque sus honorarios forman parte del precio de venta y por tanto los paga el vendedor, segundo porque el precio de venta de un inmueble siempre es negociable y en ese precio deben estar incluidos sus honorarios.

El agente inmobiliario es quien mejor nos puede aconsejar y orientar sobre la oferta de vivienda y los precios actuales de la zona que estamos buscando. Además, tendrá una oferta amplia de inmuebles en su zona de trabajo tanto por las viviendas que tiene en cartera como por la colaboración con otros profesionales.

Tengamos en cuenta que el profesional puede ahorrarnos muchos viajes inútiles y el tiempo de búsqueda: llamar a los anuncios, coordinar con los vendedores ... si conseguimos transmitir claramente nuestras necesidades y el tipo de vivienda que buscamos, la intervención de un profesional puede hacernos ganar mucho tiempo.

Más información en Comprarcasa.com. Portal inmobiliario creado por los API y por UCI.

Copyright © Comprarcasa Servicios Inmobiliarios, S.A.




Etiquetas: vivienda · hipoteca · presupuesto · Guía vivienda · Guía hipotecas · Comprar casa
Añadir comentario

Recomendado por: 3 usuarios

Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar